hit counter
Tecnología

MSI Wind Top AE2020

MSI se une a los fabricantes que tienen ordenadores compactos en su catálogo con una máquina de cuidado diseño, una configuración más que correcta y un precio muy interesante. Probamos el MSI Wind Top AE2020, un integrado con pantalla táctil panorámica de 20 pulgadas y basado en la plataforma NVIDIA ION que la firma asiática orienta como ordenador doméstico, perfecto para reproducir contenido multimedia, navegar por la web o realizar tareas de ofimática, por citar algunos ejemplos.


La nueva propuesta de MSI luce un diseño moderno y futurista, con el ya clásico sistema de apoyos delanteros y pie trasero desplegable (su ángulo de apertura va de o a 54º) que hemos visto en otras propuestas similares. Una vez montado, mide 509,7 x 392,6 X 54,7 mm y pesa algo más de 7 kilos. El cuerpo es compatible con el estándar VESA, siendo posible montarlo en soportes o colgarlo en la pared.

El chasis del equipo está rodeado por un perfil de plástico transparente que aporta robustez  y un toque estético original, sin aumentar el volumen del conjunto. En general los materiales son de calidad aceptable, sin grandes lujos (tampoco los esperábamos, teniendo en cuenta su rango de precios) pero con un nivel de ensamblaje correcto, en el que no vemos holguras o partes suceptibles de deteriorarse con el uso. Destaca el detalle de la  incrustación en piel del perfil inferior.


La pantalla táctil de 20 pulgadas ocupa la casi totalidad del frontal. MSI opta por un formato panorámico 16:9, ideal para disfrutar del cine en el ordenador. El panel ofrece una resolución nativa de 1.600 x 900 píxeles, un contraste real de 1000:1, tiempo de respuesta de 5 ms. y un brillo de 250 cd/m2, cifras aceptables aunque no excelentes. Merece la pena destacar la ausencia de reflejos en el panel, un defecto molesto que hemos notado en modelos de otras firmas y que MSI resuelve perfectamente.

Uno de los mayores problemas que hemos encontrado en el panel es su limitado ángulo de visión (160º H/V), inferior al de otras propuestas similares analizadas y consecuencia directa de bajo coste final del equipo. Aunque si nos sentamos enfrente del equipo no tendremos problema alguno, sí nos ha resultado molesto a la hora de ver la televisión o una película cómodamente desde un sofá, por ejemplo.

El MSI Wind Top AE2020 incorpora un procesador Intel Pentium T4300 (1 Mbyte de caché L2, 2.1 GHz., 800 MHz FSB) acompañado por 3 Gbytes de memoria RAM DDR2 y el sistema gráfico NVIDIA ION. Del almacenamiento se encarga un disco duro Western Digital de 320 Gbytes (5.400 rpm) y una unidad regrabadora de DVD ultrafina, situada en un lateral.

A pesar de ser un equipo muy compacto ofrece amplias opciones de conectividad: seis puertos USB 2.0, eSATA, micrófono, auriculares, HDMI y SPDIF. También incluye una ranura para tarjetas de memoria 6 en 1 compatible con XD, SD, MMC, MS, SDHC, MS Pro. Completan la dotación de hardware una circuitería integrada que ofrece conectividad WiFi 802.11 b/g/n, una webcam de 1.3 megapíxeles y dos pequeños altavoces estéreo de 3 vatios que se encargan del apartado sonoro.

El kit incluye un teclado inalámbrico de MSI (ES500W), compacto y con teclas de tamaño estándar. Inlcuye teclado numérico y teclas específicas para controlar valores del equipo como brillo, volumen, conectividad, etc. El tacto blando de las teclas no nos convence demasiado, y es necesario un periodo de adaptación para ganar precisión al escribir. Aunque la versión que se vende en tiendas incluye periféricos inalámbricos el modelo que nos facilitó MSI venía con teclado y ratón por cable.

El ratón incluido en la versión final es un MSI StarMouse SW120, un dispositivo sencillo y económico con tecnología óptica y una resolucion de 1.000 dpi. Se desactiva de forma automática cuando lleva unos minutos sin usarse, evitando el consumo del par de pilas que necesita para funcionar. Los dos periféricos funcionan a 2,4 GHz, con un receptor que debemos conectar ocupando un puerto USB.

El equipo que probamos venía con Windows 7 Home Premium preinstalado, además de un software propietario de MSI denominado Wind Touch 3D que ofrece acceso directo a las aplicaciones más utilizadas (internet, trabajo, ocio, etc.). La pantalla táctil supone un atractivo interesante y divertido a primera vista, pero resulta poco práctica a la larga por su falta de precisión y la incomodidad de mantener el brazo en posición forzada para interactuar con los menús. Existe una versión más económica del equipo sin soporte multitáctil que rebaja el precio en 50 euros, una opción que, a nuestro juicio debe valorar el usuario medio.

Con el hardware de serie el equipo mueve el sistema operativo (4,8 puntos en Windows 7, 4982 puntos con PC Mark 05)) y las aplicaciones habituales con total fluidez y, gracias al excelente comportamiento de la plataforma NVIDIA ION, podemos disfrutar de contenido multimedia en alta definición de la mejor manera y aprovechar CUDA para ejecutar procesos de conversión de vídeo de forma rápida (por ejemplo para pasar contenidos a un reproductor multimedia).

A la hora de ejecutar videojuegos sí echaremos en falta algo más de potencia gráfica sobre todo si queremos ejecutar títulos de última hornada. En las pruebas sintéticas conseguimos 1.923 puntos con 3D Mark 06 (niveles de entrada) confirmando nuestras impresiones tras ejecutar títulos como Call of Duty 4 (28,9 fps a 1.280 x 1.024) o World of Warcraft (36,4 fps a 1.280 x 1.204).

La conclusión práctica es que podemos jugar a títulos no demasiado exigentes o de hace un par de años sin problemas, pero no es la máquina ideal si los videojuegos van a ser el uso principal del equipo. En este punto merece la pena comentar la posibilidad de conectar una consola de última generación por HDMI para aprovechar la pantalla del equipo, una opción fantástica que amplia la versatilidad del MSI como equipo doméstico versátil.

En lo relativo a temperaturas y ruido el comportamiento del equipo es correcto y sólo oiremos el zumbido del ventilador en escenarios de máxima exigencia, sin que resulte especialmente molesto. De nuevo el apoyo del sistema gráfico evita esfuerzos al procesador y redunda en temperaturas de trabajo realmente bajas para ser un sobremesa.

Conclusiones

La propuesta de MSI se mueve con soltura en la gama media de compactos, ofreciendo un producto que no alcanza la excelencia pero sí ofrece todo lo que el usuario medio puede demandar a un precio insuperable.

Por menos de 700 euros obtenemos un ordenador compacto con potencia suficiente para ejecutar aplicaciones y mover contenidos multimedia con soltura, fácil de instalar y con valores añadidos tan interesantes como el conector HDMI, la pantalla táctil, la conectividad WiFi de serie o sus amplias opciones de conectividad. Solo si los videojuegos son una prioridad echaremos de menos algo más de potencia manejando polígonos.

En el lado negativo echamos de menos una sintonizadora de TDT integrada (aunque adquirir una no es demasiado caro), mejoras en la respuesta de su pantalla táctil y un ratón y teclado de mayor calidad. En definitiva, MSI consigue ofrecer un producto de calidad a precio competitivo que satisface las necesidades del usuario medio y puede ser el perfecto sustituto de nuestro antiguo sobremesa.

Ficha técnica

Fabricante: MSI

Modelo: MSI Wind Top AE2020

Web: www.msi.es

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!