hit counter
Especiales, Noticias

Las herramientas 2.0 serán el futuro de la formación

Tras más de dos años de crisis, en los que el tejido empresarial ha sufrido fuertes recortes de sus ventas y de sus plantillas, ¿cuál es la situación actual en el área de formación de las compañías españolas?

A pesar de los tiempos difíciles que vivimos, el 64,1% de las empresas afirma no haberse visto afectada por recortes en el presupuesto de formación, según la encuesta realizada por la consultora Adecco Training a cerca de 600 directores de RRHH y Formación.

Esto demuestra que la inversión en la capacitación y el desarrollo del talento sigue siendo una prioridad básica en las organizaciones, y más aún en tiempos de cambios constantes. Por un lado, la creciente competencia aún más voraz desde la crisis, y por otro lado, los cambios motivados por las nuevas tecnologías que deben ser introducidos en el seno de las empresas. De ello, son conscientes las compañías y por eso, la mayoría no ha dejado de prestar atención a la formación de sus empleados.

Además, las organizaciones han vivido fusiones y reestructuraciones de plantillas que han forzado a procesos de adaptación cultural, movilidad funcional y reducción de los puestos duplicados, en los que la formación ha sido fundamental para su correcta consecución.

La crisis no recorta la inversión en formación de las empresas

El 82,4% de empresas encuestadas afirma contar con un plan de formación anual. Por tamaño, las compañías con mayor número de empleados son las que, casi en su totalidad, cuentan con dicho plan de formación, frente a las pequeñas y medianas empresas, en las que el porcentaje es ligeramente inferior al 65%.

En torno a la mitad de las empresas encuestadas afirma que la coyuntura económica de los últimos meses no ha afectado al presupuesto anual de formación, que no ha sufrido cambios respecto al ejercicio anterior. El recorte en el presupuesto sólo ha afectado a un tercio de las empresas encuestadas, mientras que un porcentaje superior al 13% ha visto cómo ese presupuesto ha aumentado.

Los sectores con un mayor recorte, en términos porcentuales, son precisamente aquéllos que en los últimos años han liderado la inversión en formación, a saber: las empresas TIC, las del sector energético y las pertenecientes al sector bancario y asegurador, que siguen aún así siendo los sectores con mayor esfuerzo inversor en el área formativa.

Por tamaño, el número de empresas de más de 1.500 empleados que han visto modificado su presupuesto es superior a la media, siendo estas organizaciones las que más han aumentado su inversión respecto al año anterior.

Evidentemente, la reducción del número de acciones formativas así como la mayor atención a los costes de las formaciones han sido las primeras medidas adoptadas ante las situaciones de recorte presupuestario. Sin embargo, cabe desatacar que empiezan a tomar protagonismo otras medidas más novedosas en búsqueda de contener los gastos, sin eliminar la formación.

En los últimos años, las empresas están concediendo un mayor protagonismo al aprendizaje informal, están introduciendo las herramientas 2.0 y se dibuja una tendencia clara hacia la reducción de horas en aula para combinar ésta metodología con el e-learning (y por tanto, reducir el coste).

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!