hit counter
Tecnología

WD TV Live Hub, un candidato a conquistar tu salón

Las soluciones dirigidas a servir como centros de ocio y entretenimiento digital en los salones de nuestras casas siguen diversificándose. Gigantes como Apple, Google, Sony o Microsoft siguen sin acertar de pleno en este terreno, y ni los productos específicos para la televisión ni otros como las consolas -dispuestas a conquistar el terreno del vídeo en nuestro hogar- acaban de cuajar en el mercado.

Y mientras, siguen surgiendo las alternativas. Y una de las más interesantes que hemos visto en los últimos tiempo es el WD TV Live Hub, un desarrollo de Western Digital que tiene varias sorpresas (unas malas, otras buenas) en su interior. Pasemos a analizarlas.

Puesta en marcha casi inmediata

Al abrir la caja del WD TV Live Hub nos encontramos con casi todo lo que necesitamos, y es importante destacar el “casi”, porque hay un elemento importante que quizás WD debería haber incluido. Y es que en el interior de dicha caja encontramos el propio WD TV Live Hub, el adaptador de corriente, el mando a distancia, y las pilas. ¿Qué nos falta?

Primera sorpresa. No hay cable HDMI. Aunque la parte posterior de este producto muestra la posibilidad de conectarlo mediante cables de vídeo compuesto o vídeo por componentes, la opción HDMI es la más clara y destacada si lo queremos para disfrutar con calidad de contenidos de alta definición. Dado el coste de un cable HDMI convencional, se hubiera agradecido su inclusión en el producto.

Salvando ese pequeño hándicap, la puesta en marcha del WD TV Live Hub es inmediata, y ganaremos muchos enteros si además de conectarlo a la corriente y a la televisión también lo conectamos a un router o punto de acceso con un puerto Gigabit Ethernet, ya que eso permitirá que este desarrollo cobre todo su sentido. Es una lástima que el fabricante tampoco haya incluido conectividad WiFi en el WD TV Live Hub, pero esa omisión cobra sentido cuando uno analiza la gama de productos multimedia y de conectividad actuales de Western Digital.

No solo streaming

Frente a otras propuestas del mercado que únicamente se limitan a ofrecer reproducción de contenidos vía streaming, el WD TV Live Hub permite disfrutar también de contenido almacenados de forma local. Esta opción es muy bienvenida y se la debemos a la inclusión de un disco duro de 1 Tbyte, una capacidad fantástica para un producto que no es especialmente pesado, y que es sorprendentemente delgado.

Precisamente el diseño del WD TV Live Hub parece engañar en ese sentido, ya que tiene el tamaño de un pequeño router y combina un color negro con unas líneas elegantes. El mando a distancia es, no obstante, algo menos afortunado: su tacto, diseño y acabado son mediocres, y hubiéramos agradecido también una inversión algo más importante en ese apartado.

Una interfaz destacable

La mayoría de Media Streamers de la pasada generación -muchos de ellos entraban dentro de la categoría de discos duros multimedia- ofrecían una interfaz de usuario realmente pobre, con menús y operaciones sobre archivos y directorios que tardaban en realizarse y que mostraban muy poco interés por parte de los fabricantes a la hora de dar comodidades a los usuarios en este apartado.

Sin embargo la cosa ha mejorado mucho en los últimos tiempos, y tenemos el ejemplo perfecto en el WD TV Live Hub, que ha incluido una interfaz gráfica de usuario llamada Mochi y que destaca tanto por su acabado visual como por su usabilidad.

Mochi ofrece un sencillo método de control que nos da acceso a los distintos tipos de contenido -música, vídeos, fotos- y también a los distintos apartados de configuración del dispositivo. La presentación de las opciones es sobresaliente, y en todo momento podemos además personalizar cosas como el idioma de la interfaz -aunque las fotos no lo demuestren, está disponible en perfecto castellano- o la imagen de fondo. De hecho, también existen temas que permiten modificar el aspecto de menús, botones y tipografías que se presentan en este sistema.

Pequeños y grandes inconvenientes

Aunque los tiempos de respuesta de la interfaz de usuario son notables, hay algunos apartados que no acaban de estar pulidos en esta solución. El más grave es el de las búsquedas de ficheros, que el WD TV Live Hub diferencia en distintos apartados: o bien el almacenamiento local, o bien carpetas compartidas, o bien servidores multimedia configurados en la red doméstica. Pues bien: solo encontraremos ficheros en el apartado donde nos encontremos, no pudiendo unificar las búsquedas para todos esos medios de almacenamiento.

Ficha técnica

A este hándicap se le une otro, y es el de la introducción de texto: el teclado virtual en pantalla que aparece cuando tenemos que introducir cualquier campo es visualmente muy correcto, pero la respuesta del mando lo perjudica, e introducir texto no es demasiado cómodo en el WD TV Live Hub. No obstante, es posible solventar este apartado con la conexión de un teclado (por ejemplo, inalámbrico y con touchpad integrado) a través del puerto USB que encontramos en la parte posterior del dispositivo.

El puerto GbE también deja un sabor agridulce: aunque teóricamente con este puerto deberíamos lograr tasas de transferencia excepcionales, la velocidad de transferencia en nuestras pruebas en una red Ethernet fueron de media de unos 11 Mbytes por segundo (88 Mbps), algo que obviamente es suficiente para el streaming de todo tipo de contenidos vía ese puerto pero que se quedaba muy corto si queremos usar el WD TV Live Hub como parte de nuestra red NAS: si queremos transferir contenidos de gran tamaño a este producto, lo más recomendable no es el puerto GbE.

Viva la alta definición

Afortunadamente esas pegas no le quitan al WD TV Live Hub su gran interés, que es el de convertirse en un valioso aliado en la reproducción de contenidos multimedia en nuestro salón. El soporte de formatos es notable -y seguramente se irá mejorando con las actualizaciones de su firmware- y aunque inicialmente el dispositivo dedica un rato a explorar nuestros medios de almacenamiento -local, red y servidor multimedia, como ya comentábamos- una vez tengamos todo preparado la reproducción de contenidos es suave y sin cortes.

En nuestras pruebas analizamos la reproducción de diversos formatos -los más extendidos- con diversas calidades -con especial atención a vídeos 720p y 1080p- y el resultado fue notable: los vídeos se reproducen casi de forma inmediata tras seleccionarlos, y aunque la navegación por los contenidos -avance rápido y retroceso- podría haberse mejorado (una velocidad 32x habría ayudado) la crucial función de reproducción de contenidos multimedia fue muy satisfactoria.

Servicios de Internet, el quiero y no puedo de España

Muchos de los Media Center que estamos viendo aparecer en el mercado tienen especial interés para los usuarios estadounidenses. Allí la televisión a través de Internet está a la orden del día, y servicios como Netflix o Hulu ofrecen contenidos que dotan a estos dispositivos de un sentido mucho más amplio.

Lamentablemente en nuestro país esos servicios no están disponibles, lo que hace que el apartado “Servicios” del WD TV Live Hub quede algo huérfano. Podremos acceder a YouTube, por ejemplo, pero la reproducción de contenidos de YouTube no es excepcionalmente buena desde este producto, y no nos parece la opción más cómoda para acceder a Facebook -otro de los servicios disponibles-, aunque hay opciones como AccuWeather que resultan de utilidad para consultar la previsión meteorológica.

Sin embargo, el apartado de los servicios sigue siendo decepcionante en estos productos, ya que nuestro país no cuenta -desafortunadamente- con una oferta decente que pueda enriquecer este tipo de dispositivos.

Conclusiones

A pesar de sus limitaciones, el WD TV Live Hub es probablemente el Media Center más capaz que hemos visto en mucho tiempo: sus defectos se compensan ampliamente con sus virtudes, y su fantástica interfaz hace que la gestión y reproducción de contenidos multimedia sea en casi todo momento realmente cómoda.

El precio del dispositivo -249 euros- es también una baza a su favor, sobre todo teniendo en cuenta el hecho de que integra un disco duro de 1 Tbyte y ofrece muchas más prestaciones que los tradicionales discos duros multimedia.

De hecho, el soporte de formatos, el buen comportamiento en la reproducción y las actualizaciones de su firmware garantizan una larga vida a un dispositivo que combinado con otras soluciones de la firma es un firme candidato a asentarse como compañero inseparable de nuestra televisión.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
apple_coche_investigacion
nokia_mercado_movil

La marca Nokia volverá al mercado móvil

Realidad Virtual

Realidad Virtual ¿La perdedora de las fiestas?

Click & Express

Las mejores noticias de la semana

precio de SSD

El precio de SSD sube rompiendo la tendencia

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!