hit counter

El próximo mercado a explorar: Estados Unidos (III)

mercado_estados_unidosPese a que es la cuna de la tecnología, Estados Unidos es un mercado suficientemente grande como para que haya sitio para todos. Con más de 300 millones de ciudadanos, uno de los territorios más grandes del mundo se presenta “el país de las oportunidades” para las empresas. ¿Cómo lo aprovechamos?

Dentro de nuestros especiales de internacionalización en los que ya hemos hablado de los negocios en Asia y en Latinoamérica, hoy le toca el turno a Estados Unidos. Una tierra en la que parece que hay de todo tecnológicamente hablando, pero todavía hay mucho qué hacer. Vamos a ver qué exactamente.

Aunque son pocas las tecnológicas que se atreven a cruzar el charco hacia Norteamérica, lo cierto es que hay algún ejemplo. La compra del Grupo Westcon hizo que Afina se involucrará en el negocio estadounidense. Pero no es el único Indra, Gesfor, Next Consulting, Optenet o SoftBolt también están asentados en el país.

De hecho, que la muchas empresas tecnológicas españolas se asienten en la zona sur de Estados Unidos no es casual. Estados Unidos y, sobre todo, Florida puede sentar las bases para lanzarse al mercado latinoamericano ya no solo por la cercanía sino por todos los ciudadanos de habla hispana que hay en esa región.

Los retos

La primera gran barrera que tenemos es el propio idioma. Estados Unidos es un país de habla inglesa, y ya se sabe que los españoles no destacamos por nuestro conocimiento de esta lengua. Sin embargo, como hablábamos anteriormente, la parte baja de Estados Unidos está copada de hispano-parlantes por lo que podemos empezar por este sector. No obstante, conocer la lengua nos abrirá muchas puertas.

No obstante, el mayor problema real es el tema burocrático. Los visados de trabajo son complicados de conseguir y a menudo surgen trabas por el camino que imposibilitan el traslado de una compañía a Estados Unidos. Por otro lado, es verdad que los trámites de creación de empresa son muy fáciles de conseguir.

mercado_burocracia

Tampoco nos podemos olvidar de que Estados Unidos es la cuna de grandes como Apple, EMC, Microsoft o Amazon. Unos gigantes que tienen un gran poder y han conseguido calar en un público tradicionalmente consumista. Pero este, a priori, problema, se puede convertir en un aliado si tenemos en cuenta que Estados Unidos es muy extenso y difícil de abarcar incluso para los todopoderosos de Cupertino o Redmond.

En este sentido, Estados Unidos también es un reto en cuanto a la logística. Un país con más de 7 millones de kilómetros cuadrados no es fácil de abarcar. Por ello, una mediana empresa situada en Nueva York puede que no llegue a dar servicio en California. Es por ello que, este reto también puede ser una ventaja, ya que tanto terreno da opción a que haya sitio para el mismo negocio en diferentes estados.

Sectores que despuntan

En la encuesta de la industria tecnológica de KPMG hablan de la movilidad y el cloud como propulsores del sector. Nada nuevo si nos referimos al país norteamericano, en concreto. Tampoco se olvida de la analítica de datos que cada vez cobra más importancia en Estados Unidos hasta el punto que están naciendo pequeñas empresas con la única función empresarial de analizar información para sectores verticales muy concretos.

Dentro de los sectores más punteros, el líder en adopción de cloud es la propia tecnología. Sin embargo, el retail, la hostelería y la comunicación no se alejan mucho en los planes de integración en la nube.

nube_legal

Además de ello, Estados Unidos destaca en el informe por ser uno de los países que más invierte en Innovación y Desarrollo. De hecho el 79% de los encuestados creen que este país será uno de los que más gastará en este terreno.

Consejos antes de comenzar

Viendo los pros que, en parte, son ventajas si les damos la vuelta, podemos hacernos una idea de que en Estados Unidos hay terreno que explorar. Un terreno angosto donde hay multitud de factores a tener en cuenta pero que puede ser un universo de oportunidades si nos lo planteamos correctamente.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el foco es clave. En Estados Unidos hay muchas más empresas que en otros terrenos y si no somos cuidados con nuestro objetivo empresarial, puede que nos perdamos en la marabunta de corporaciones gigantes que hacen trabajos similares al nuestro. Así, encontrar un pequeño nicho de especialización nos puede garantizar un primer buen paso.

Además, Víctor Ballester, socio de la consultora EasySetup-USA, empresa que asesora y ayuda a otras compañías a comenzar en Estados Unidos, comenta:

“Independientemente del sector, nuestro consejo es siempre intentar controlar desde aquí la distribución  a través de una filial ya que te da mucha más autonomía y control de tu producto y no dependes de los grandes distribuidores. Además tus clientes no mantienen inventario y piden lo que venden. Están dispuestos a pagar mas por el servicio y la facilidad de tener aquí el producto. Pedir una caja hoy y tenerla en 3 días en su almacén lo valoran muchísimo. Además de la tranquilidad y seguridad que les da saber que su proveedor está en EEUU”.

Otro de los factores que muchos expertos destacan a la hora de embarcarse en un proyecto en Estados Unidos es el de la burocracia. Como hemos comentado en los retos, es un cuestión que puede complicar la entrada por lo que tener todos los datos nos puede ahorrar muchos problemas futuros.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!