hit counter
Área Práctica, Gestión, Noticias

3 errores para con los clientes

error_clientes

A menudo decimos que los clientes deben estar en medio de la nuestra estrategia comercial. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado con esa afirmación para no hacer que se vuelva en nuestra contra si se convierte en una obsesión. Una prueba más de que nada en exceso es bueno.

De hecho, algunas empresas han cometido el error de dar todo por la experiencia de cliente sin fijarse en otros valores y/o parámetros para hacer que su negocio funcione. Hoy nos hemos querido centrar precisamente en estos fallos comunes para con el cliente que debemos evitar.

Saber lo que quieren

El primero y quizás más grave es creer que sabemos lo que quieren los clientes. Tener muy claro que nuestro servicio, solución o comercio va a funcionar porque es lo que necesitan los consumidores es un craso error que puede salir bien o mal. Nunca se sabe.

Para saber realmente cuáles son las necesidades de los clientes lo mejor y más coherente es preguntar. Hacer un estudio de mercado, un análisis con el público al que queremos llegar o encontrar la fórmula de entender su situación en base a encuestas de satisfacción son ideas mucho más eficaces que jugar a ser futurólogos.

Pensar solo en ellos

Aunque es evidente que el cliente es una parte esencial de nuestro negocio, no podemos caer en el error de solo pensar en ellos. Si lo hacemos estaremos dejando de lado aspectos también claves para nuestra empresa como los recursos humanos, el material o la calidad del servicio que ofrecemos.

Por supuesto, hay que pensar en los clientes y dedicarles grandes esfuerzos pero sin olvidar que tenemos un personal al que motivar, formar y demostrar, una web que cuidar o un establecimiento que limpiar. Partes todas ellas vitales de la compañía. Sin ello, no llegaremos nunca a dar la experiencia de cliente que queremos.

Vender lo que quieran

Muchos clientes quieren algo pero no tienen claro el qué o, peor aún, creen que lo saben pero están equivocados. Una circunstancia bastante frecuente, sobre todo, en temas tecnológicos que puede llevar a situaciones complicadas y difíciles de manejar.

Sin embargo, desde el punto de vista de la empresa nuestro error sería vender lo que el cliente quiere aunque sepamos que no es lo que necesita. Quizás momentáneamente podamos ingresar un plus a nuestra caja, pero a futuro será una estrategia equivocada.

Intentar hacer entender al consumidor que sería mejor otra alternativa o, en casos, extremos no vender pueden ahorrarnos más de un disgusto.

Imagen | Shutterstock

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!