hit counter

Mercados verticales a explorar: banca (III)

banca_tecnología

Cuando hablamos con proveedores de tecnología o fabricantes sobre los sectores más en alza siempre suele salir a relucir el tema de la banca. El sector financiero vive un momento de renovación donde todavía hay mucho que hacer pero es necesario hacerlo ya. Los clientes y los presupuestos ajustados lo reclaman.

Después de analizar las oportunidades dentro del sector sanitario y la hostelería, hoy recuperamos nuestros especiales sobre mercado verticales con la banca como protagonista. Un nicho que vive una recuperación después de momentos económicos tensos. Una situación que aprovechar ofreciendo innovación tecnológica clave.

La recuperación va pareja a una transformación de la banca. Un cambio que permita salir de esta crisis con estructuras más eficientes y dedicadas a ofrecer el mejor servicio al cliente final. Y es ahí donde la tecnología tiene mucho que aportar.

Banca on-line

Cada día más usuarios utilizan los portales on-line de la banca para informarse sobre el estado de sus cuentas, hacer gestiones de pequeño calado o tener más información sobre servicios. Según un estudio de Bankimia, un 76% de los clientes utiliza una o varias veces a la semana los servicios on-line.  Una realidad que irá a más -un crecimiento del 37% para 2020, según PwC– y necesita de la adaptación de la banca.

El 12% nunca acude a una sucursal. Un hecho que hizo que en 2013 se cerrarán a unas 3.000 oficinas operativas y unas 10.000 en dos años, según datos del Banco de España. De hecho, se pronostica que la banca sufra tal reconversión que las oficinas se releguen a cometidos muy específicos como la contratación de nuevos productos o la atención de quejas o acciones más complejas.

Un panorama, que lejos de estar solventado, necesita de socios tecnológicos que ayuden a implementar las plataformas, crear mejores sistemas de seguridad y ofrecer un interfaz amigable para el cliente final. Unos retos todavía por conseguir en muchas entidades financieras que aprueban ajustadamente el examen de los usuarios.

Movilidad y redes sociales

Previsiblemente como uno de los canales favoritos de los clientes, la movilidad tendrá mucho que aportar en materia de banca. Los usuarios cada vez reclaman más aplicaciones y herramientas para gestionar sus cuentas vía smartphone o tablet. Un estudio de PwC revela que los usuarios de banca móvil aumentarán un 64% en 2020.

Una demanda que también se puede traducir en diferentes fórmulas de comunicación y marketing. Según un estudio de Fico, el 53% de los usuarios de smartphones están dispuestos a recibir información interesante en sus terminales de parte de su entidad bancaria. ¿No es una oportunidad de negocio?

Por otro lado pero de la mano, los usuarios están dispuestos a entablar conversaciones con su banca a través de las redes sociales. Sin embargo, un 80% todavía suspende en este área de acción donde los clientes quieren más proactividad.

Así, tal y como asegura Capgemini en su informe World Retail Banking: “Las redes sociales se convertirán gradualmente en un canal permanente para la banca minorista”.

Digital signage

“Para la banca, el gasto en la instalación y mantenimiento de un proyecto de digital signage sería bastante inferior que el presupuesto invertido en folletos o carteles”, nos aseguraba Berta Conde, de Samsung en nuestro debate MC sobre el tema. Un primer argumento que ya es una oportunidad de negocio para el canal.

Las pantallas digitales o las instalaciones informativas todavía son poco habituales en las sucursales y entes financieros. Sin embargo, pueden representar la diferencia entre un banco con unas cuentas solventes y otro que no. Mostrar esta realidad a la banca es tarea de los socios especializados y formados en el sector.

Gestión y seguridad

Todavía muchos bancos utilizan sistemas de gestión y administración anticuados. De hecho, el lenguaje de programación Cobol, creado en 1959, todavía es un estándar en el sector. Mientras la evolución tecnológica ha alumbrado sistemas mucho más seguros y eficaces a los que la banca no se adecuado.

Por supuesto, es complicado cambiar de la noche a la mañana estos procesos de negocio, vigentes desde hace años. Sin embargo, de la mano de la seguridad y con la eficacia operativa y productiva por bandera, es posible integrar nuevos sistemas dentro de una banca muy anticuada informaticamente hablando.

Parqué de cajeros

Con casi 47.000 cajeros automáticos en España en 2013, es lógico pensar que estos dispositivos son otro de los ejes centrales de la banca. Un centro que, en la mayoría de los casos, sigue viviendo bajo Windows XP con todos los problemas de seguridad y soporte que ello puede conllevar.

Las alternativas de renovación de cajeros automáticos están ahí. Ya existen opciones para detectar la huella dactilar de los clientes o opciones que utilizan el smartphone del usuario para gestionar de forma segura los datos del mismo.

Imagen | ShutterStock

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!