hit counter

Mercados verticales a explorar: automoción (IV)

automoción_tecnología

Los coches del futuro deben ser inteligentes. Con esta premisa por bandera el mundo de la automoción está viviendo unos momentos de inmersión tecnológica sin igual. Si hasta hace un par de años, el I+D en un coche se basaba en sistemas de protección vial o mejora del motor, ahora las mejoras vienen de la mano de los servicios a bordo.

La creación del futuro coche inteligente todavía está en sus primeros momentos. Sin embargo, lejos de ser una realidad lejana, cada vez vemos más propuestas que lo ponen en el presente. Una situación que podría alcanzar un negocio de unos 50.000 millones de dólares durante la próxima década.

Grandes compañías como Google con su versión de Android Auto, Nokia con su experiencia en mapas o Apple con Carplay ya han visto la oportunidad de negocio. Aliados con diferentes marcas automovilísticas, los gigantes tecnológicos quieren implantar su sistema como estándar con inversiones como la de Nokia de 100 millones de dólares.

Con este panorama de batalla en un mercado prácticamente sin estrenar, se espera una contienda interesante con buenos frutos. De hecho, ABI Research asegura que para 2019 habrá 24 millones de coches conectados con CarPlay.

Y esto es solo una parte del negocio de la automoción. ¿Dónde podemos sacar más partido? ¿Qué podemos hacer como socios tecnológicos? Al igual que hicimos con el sector de la sanidad, la hostelería y la banca, hoy miramos con ojos golosos las oportunidad de la automoción:

Cámaras

Los productores de cámaras de móviles ven con buenos ojos la oleada de innovación en la automoción. Tanto es así que consideran que son un sector donde estos dispositivos ayudarán a crear sistemas de aparcamiento más sencillos o circuitos de vigilancia para peatones o conductores.

Por esta razón, la industria de las cámaras con Techno Systems Research a la cabeza espera que el negocio de cámaras en el sector crezca hasta los 6.600 millones de dólares en 2018. 

Y ¿Cómo aprovecharnos de este crecimiento? Con la distribución de este portfolio de cámaras que no solo necesitarán los fabricantes de coches sino también la administración pública o entidades privadas que quieran controlar sus recintos de acceso con vehículos.

Internet de las cosas

El punto más álgido donde se juntan tecnología de consumo y automoción. Gracias al impulso de Internet de las cosas, el coche conectado está más cerca de estar totalmente personalizado para el conductor. Un vehículo capaz de venir a buscarnos a nuestra oficina y llevarnos a hacer un recado o ayudarnos a encontrar en medio de un atasco el fichero corporativo que necesitamos para una reunión.

El inicio de esta nueva era se abre a un mundo de posibilidad donde los desarrollos y novedades al respecto no están establecidos. Entonces ¿Por qué no intentar innovar? o si no nos vemos tan valientes ¿Por qué no distribuir opciones ya en el mercado?

Entretenimiento a bordo

Otro de las grandes bazas de la automoción es el mundo del ocio. Poder llevar a los niños entretenidos o escuchar nuestra canción favorita sin necesidad de llevarla en un USB o CD son cuestiones cada vez más fáciles de integrar.

Así, el sector de los DVD portátiles así como los servicios conectados relacionados con el entretenimiento son cada vez más demandados por los consumidores finales. ¿Aprovechamos el tirón?

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!