hit counter

Apple y Google, cada día más competidores

apple_y_google

Si somos románticos y miramos la descripción clásica de Apple y Google veremos que poco tienen que ver un fabricantes de ordenadores con un buscador de Internet. Sin embargo, estas dos compañías ya están muy lejos de ser solo hardware o servicios. Ahora, son rivales en muchos frentes y la situación va a más.

Tanto Apple como Google han reconocido públicamente que son rivales. Tim Cook, CEO de Apple, mencionó a Google entre sus competidores actuales mientras que Eric Schmidt aseguró en una entrevista en Bloomerg que la rivalidad cada día va a más en una competición brutal. Pero ¿Qué tienen en común estos dos gigantes? ¿Dónde se cruzan sus estrategias? ¿Qué debería tener en cuenta como socio?

Movilidad

La primera competencia real entre Apple y Google vino derivada por la movilidad. El comienzo de la nueva era de dispositivos llevó a Google a adquirir Android en 2005. El nacimiento de iOS llegó en 2007 con el primer iPhone. Precisamente con estos dos productos comenzó la historia de rivalidad de Google y Apple.

iOS y Android fueron y son solo el inicio. A medida que ambos sistemas operativos móviles iban adquiriendo fuerza, los productos alrededor iban apareciendo. La tienda de aplicaciones es el ejemplo más básico de esta competencia a nivel de servicios. Ambas, Google Play y App Store cuentan con más de un millón de aplicaciones y un negocio muy fructífero.iphone_6_iphone_6_plus

El nuevo hito que cruzó a estos dos gigantes vino de la mano del hardware móvil. Si Apple ya era un fabricante de smartphones desde 2007, Google lo comenzó a ser en 2010. Con su primer Nexus One, fabricado en colaboración con HTC, el gigante de Mountain View comenzó su carrera por el negocio. Unos primeros pasos que no fueron todo lo bien que se esperaba, pero que marcaron un nuevo punto de rivalidad.

Los fracasados primeros avances en el mundo del hardware no echaron para atrás a Google. El buscador siguió y sigue desarrollando smartphones y ha ampliado su porftolio también con tablets como la Nexus 7 o Nexus 10 con la ayuda y experiencia de otros fabricantes. Otro punto de conexión donde Apple sigue siendo imbatible respecto a Google.

Ordenadores

Como decíamos al inicio, Apple nació como una empresa de ordenadores. Sus primeros éxitos y la transformación de la tecnología le ha llevado a otros terrenos pero siempre teniendo en el catálogo aquellos productos que le llevaron hasta lo que es hoy. Aunque actualmente sus Macs no son lo más reclamado, todavía son una parte interesante de su negocio. venta de ChromebooksEn plena crisis del PC, Google vio un valor que aportar. Por ello, en 2010 lanzó su primer equipo con Chrome OS y fabricación propia. Desde entonces, varios fabricantes se han apuntado a la moda de los Chromebooks por ser más económicos y supuestamente más sencillos que otros. Algunos sectores como la educación han visto las virtudes y poco a poco van ganando terreno. Un espacio todavía muy diminuto en el cómputo global.

Aunque Apple lleva mucho más tiempo en este nicho, su cuota de mercado todavía es pequeña pero crece paulatinamente ante la fuga de usuarios de Windows. Mientras, los equipos de Google siguen creciendo siendo ya el equipo Linux más vendido.

Nuevos mercados

Aunque la movilidad y los ordenadores son los nichos donde Google y Apple más se tocan, no son los únicos. Los nuevos sectores donde se están metiendo ambas compañías viendo una oportunidad de negocio en muchos casos coinciden. No hay más que ver el mundo wearable, la automoción o los pagos móviles.

CarPlay

Automoción: El coche conectado del futuro es clave para ambas empresas. CarPlay es la opción de Apple y Android Auto, la versión de Google. Dos apuestas interesante que apuntan al mercado de la automoción donde se esperan grandes avances y oportunidades.

Wearables: Uno de los últimos lanzamiento de Apple ha metido de lleno a la marca en el terreno wearable. El Apple Watch ha demostrado el interés del gigante de Cupertino por esta vía de ingresos donde ya Google presentó su sistema operativo, Android Wear. De momento, es un espacio muy reciente pero con mucha proyección de futuro. Y ahí es donde veremos si realmente seguirán siendo competencia.

Pagos móviles: Otro de los grandes terrenos por explotar. En ambas empresas hay una propuesta: Apple Pay, recientemente presentada, y Google Wallet con más recorrido pero sin demasiado éxito, al menos, en España. Aún así, un nicho más en el que hay un nexo de rivalidad.

Hogar: La tecnología doméstica es otro de los flancos donde las novedades de Google y Apple se entremezclan. Apple TV o Chromecast son acercamientos diferentes pero con una misma idea: mejorar la experiencia de los usuarios de entretenimiento.

Dos estrategias, un único fin

Google y Apple son empresas completamente diferentes. Mientras los de Mountain View apuestan por el software libre y la apertura de su software y servicios a la comunidad, los de Cupertino son mucho más restrictivos y misteriosos. Sin embargo, ambos ven el futuro de una forma similar.

Sendas empresas tienen claro que la movilidad y sus servicios relacionados, los wearables y los mercados verticales como la automoción o el retail son claves. Aunque abordan estos terrenos con propuestas diferentes, sus estrategias tienen en el punto de mira estos terrenos donde se pronostican muchas oportunidades.

El objetivo, como el de cualquier corporación, es ganar dinero. Y en este intento volvemos a ver caminos diferentes. Mientras Apple aboga por ampliar los márgenes al máximo para vender menos pero por llevándose más, Google intenta que sus productos sean lo más accesible posible para que lleguen a un público mayoritario. Dos estrategias y un único fin: seguir vendiendo tecnología.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!