hit counter
Actualidad, Mercados, Noticias, Tecnología

El BYOD sigue siendo un reto

byod_empresas

Llevamos mucho tiempo hablando de BYOD, de cómo las empresas se tienen que adaptar a la movilidad y cómo los usuarios ya están utilizando sus smartphones y tablets para todo. Tanto es así que el 40% de los empleados estadounidenses de grandes empresas ya usan sus dispositivos móviles para trabajar, según una encuesta de Gartner.

El BYOD es una realidad para los trabajadores y un reto tanto para las empresas como para el canal. Las líneas entre el consumo y corporativa cada vez son más difusas y muchos trabajadores complementan sus equipos de la oficina con los que tienen en casa. Así lo explica Amanda Sabia, analista principal de investigación en Gartner:

“Los límites entre el trabajo y el juego se van difuminando a medida que los empleados eligen su propio dispositivo con fines laborales ya sean sancionados no o no. Los dispositivos una vez comprados para el ámbito personal cada vez son más utilizados para trabajado y tanto los vendedores como los proveedores deben responder a esto”.

Entre los dispositivos personales más populares para un uso laboral están los ordenadores sobremesa (42%), seguido de los smartphones (40%), el portátil (36%) y el tablet (26%). Solo un 25% de los que utilizan un equipo doméstico tienen que avisar a su empresa. Del 75% restante, menos de la mitad lo pone en conocimiento de la compañía.

Entre los principales usos que se le dan tanto a smartphones como tablet está el juego. Al mismo nivel que este están los fines laborales. Por detrás se quedan la consulta de redes sociales, consulta de noticias o el tiempo. Estos usos vuelve a demostrar la sinergia entre lo personal y lo laboral.

Viendo los resultados de esta encuesta es fácil entender que el BYOD es un desafío sin solución. Si en las grandes corporaciones del país pionero en tendencias todavía no hay políticas de gestión de dispositivos, entendemos que en el resto de regiones, sobre todo en España que somos un lugar de pymes, la evolución es mucho menor.

De ahí que comenzar a plantear proyectos de BYOD a aquellas empresas que todavía no lo tienen, ni siquiera, en mente es una oportunidad de negocio. Poder controlar cómo y desde qué dispositivo trabajan los empleados puede ayudar a eliminar riesgos de seguridad futuras. El momento es ahora. ¿Estamos preparados?

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!