hit counter

Las operadoras como fabricantes de movilidad

operadoras_tablet_attAT&T acaba de anunciar su nueva tablet marca propia. La operadora estadounidense es la última en aprovechar el tirón comercial de su marca para comercializar una gama de movilidad propia. Una tendencia, ya visto en España, que muestra que las operadoras están más activas que nunca.

Lo nuevo de AT&T, bautizado como Trek HD 4g LTE y con unas especificaciones más que aceptables, es una prueba más del negocio que hay en el lado del fabricante de smartphone o tablet. Una rentabilidad que pocas operadoras se quieren perder.

De financieras a fabricantes

Con el auge de la telefonía móvil, las operadores se convirtieron en bancos de la movilidad. Todas subvencionaban móviles a coste 0 con una condiciones de contratación. Un modelo de negocio que brilló especialmente en España donde se convirtió en la tónica general.

Sin embargo, la situación, insostenible para las operadores, acabó. Las grandes como Movistar, Vodafone y Orange tuvieron que retirar las subvenciones y ofrecer tan solo planes de financiación para modelos de alta gama. A partir de ahí comenzó una batalla que dio más peso al canal de telefonía libre.

Poco a poco, las operadoras han ido perdiendo fuelle en la comercialización de terminales. Un momento que aprovechó Orange para lanzar su línea de smartphones de marca propia. El primer modelo buscaba potenciar el 4G a un precio económico con la ayuda de Huawei.

Conscientes del negocio que podía aportar una marca blanca de una operadora, Vodafone siguió los mismo derroteros. Vodafone Smart 4G fue el primer smartphone propio que perseguía el mismo fin: impulsar la tecnología de red ultrarápida a un precio asequible.

Tanto Orange como Vodafone han seguido renovando y ampliando su línea de smartphone de marca blanca. Por su parte, Movistar lanzó su terminal Movistar Chat en 2011 pero su comercialización se quedó en países latinoamericanos y no llegó a España.

El futuro de las operadoras

Los últimos tiempos han sido convulsos para el mundo de las telecomunicaciones. El proceso de consolidación que se ha ido dando demuestra que el sector está en una profunda renovación a la que mirar muy de cerca.

Es evidente que el negocio del tráfico de datos y voz es vital para las operadoras. Pero no es el único. Los conglomerados de las telecomunicaciones necesitan mucha más diversificación para poder seguir manteniendo infraestructuras y la fabricación de terminales propios -aunque sea con ayuda de terceros- es una vía.

De hecho, las operadoras ya han entrado en terrenos hasta ahora dedicado al canal de distribución. La gestión de las comunicaciones en empresas o los servicios de mantenimiento tecnológico ya son una realidad en estas corporaciones que buscan salidas comerciales.

Así, el futuro de las operadoras parece que no va ser el de un simple prestador de servicios de telecomunicaciones al uso. Estas organizaciones buscan ir mucho más allá y encontrar negocio en aquellos lugares que antes estaban relegados para un canal especializado.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!