hit counter
Área Práctica, Gestión, Mercados, Noticias, Tecnología

Qué saber de tus clientes antes de implementar una SDN

sdn_clientes

Las redes definidas por software (SDN) son cada vez más habituales en el mercado networking. Se espera que en los próximos años el 30 o 40% del negocio llegue a través de esta modalidad que facturará un negocio de 35.000 millones de dólares en 2018. ¿Y todavía no estás preparado?

Los grandes de la tecnología corporativa como HP o SAP han integrado el SDN en sus mensajes como tendencia de futuro. También lo han hecho los fabricantes especializados en redes como Cisco o Brocade y los especializados en seguridad en este entorno como Extreme Networks o Juniper Networks.

Esta nueva realidad ofrece múltiples ventajas para los clientes como la reducción del capex y opex además de más agilidad y flexibilidad. La innovación para conseguir ser más rentables e innovadores también es un punto a su favor.

Si ya tenemos claro que las SDN deben ser parte de nuestro portfolio o si ya lo son, es el momento pensar en cómo dar el mejor servicio al cliente. Para comenzar, necesitamos realizar ciertas preguntas que nos ayuden a entender las necesidades de las empresas. Estas son algunas de las más destacadas:

  1. Realidad corporativa: conocer cómo se usa la red en la empresa es el primer paso. Preguntas como cuántos usuarios se conectan, cuál es la cobertura geográfica o saber si hay planes de expansión nos acercarán a esa realidad.
  2. Virtualización: algunos empresas ya han comenzado a virtualizar parte de sus procesos. Saber cuál es el estado de esa virtualización o si planean hacerlo, preguntas claves.
  3. Cloud: las SDN tienen mucho que ver con el cloud. ¿Se está utilizando ya en la empresa? ¿Qué tipo de soluciones cloud se han implementado? ¿Cuáles se implementarán?
  4. Papel del proveedor: cada empresa tiene unas prioridad y entiende que su partner debe actuar de una forma u otra. Entenderlo y dejar constancia de los derechos y obligaciones por ambas partes ahorrará más de un disgusto.
  5. Objetivos: la implementación de cualquier nueva solución siempre tiene unos retos por delante. ¿Cuáles son? Conocerlos nos ayudará a plantear una propuesta más acorde aún.
  6. Presupuesto: deberemos tener en cuenta la inversión que está dispuesta a realizar el cliente. Afrontar esta pregunta sin miedo nos ayudará a amoldar la oferta.
  7. Próximos retos: las empresas necesitan innovar continuamente pero no pueden estar en proyectos tecnológicos siempre. Entender esto y conocer los siguientes pasos de la compañía será clave para proponer soluciones escalables.
Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!