hit counter
Área Práctica, Gestión, Noticias

¿Se pueden cancelar pedidos por un precio erróneo?

precio_erróneo_tienda

Hace unos días, la tienda on-line murciana PC Componentes tuvo un error técnico que le llevó a vender smartphones u ordenadores por 3 0 16 euros. Un precio erróneo que supone un fallo bastante más común de lo que quisieran los vendedores. Amazon o Fnac también lo han sufrido.

Aunque es evidente que estas ofertas desmesuradas son problemas técnicos, muchos usuarios aprovechan para comprar las gangas. Las comunidades sociales ayudan a que el efecto llamada se propague como la pólvora pudiendo dañar seriamente la cuenta de resultados de la tienda on-line afectada.

En este momento, nos entra una duda ¿Es legítimo que una tienda on-line cancele pedidos por un precio erróneo? ¿Deben las tiendas tramitar la venta aunque pierdan dinero por el camino? Ignacio Gónzalez Gugel, socio fundador de dPG Legal y departamento de Asesoría Jurídica nos contesta:

“La adquisición de productos o la contratación de servicios on-line, viene regulada en España, en la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico). Esta ley es de 2002 (Ley 34/2002, de 11 de julio).

 

El artículo 23, establece los requisitos necesarios para perfeccionar el contrato y se apoya en lo dispuesto por el Código Civil, que fue precisamente modificado para adecuarlo a las nuevas formas de contratación electrónica.

 

Puesto que los contratos se perfeccionan por el “mero consentimiento” según el CC, puede sacarse la conclusión de que en el momento en el que se “consiente en aceptar la oferta”, se ha perfeccionado el contrato.

 

Por ello, en el caso de un ofertante de servicios o productos cometa un error al establecer el precio de los mismos, o las condiciones del servicio, estaría lanzando al mercado una obligación de cumplimiento que en caso de ser “aceptada” por el demandante, se vería obligado a cumplir”.

El comentario jurídico deja en evidencia que en estos asuntos son los consumidores los que tienen las de ganar. La ley protege antes al comprador que a la tienda on-line que debe asegurarse de que sus precios son los correctos en todo momento.

No obstante, en algunos de los casos citados anteriormente hemos visto como Fnac o Amazon cancelaban pedidos y devolvían el dinero a los compradores con algún descuento o regalo por el precio erróneo. Una práctica, que con la ley en la mano, no sería legítima y que los consumidores podrían recurrir.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.
  • Angel

    Buenos dias.
    Estoy teniendo un problema muy similar al expuesto arriba. Una tienda de electrónica me ha cancelado un pedido que tenía hecho, pagado desde ayer, y que debía recibir en 2 dias como muy tarde. Ellos alegan que no tienen el producto en stock (aun habiendolo comprado yo ayer); sin embargo he entrado en la página web y el producto sigue en venta, han aumentado el precio y además he consultado la disponibilidad y lo tienen en muchas tiendas de España.

    ¿que puedo hacer? ¿que derecho tengo?

    • Verónica Cabezudo

      En principio, la ley está de tu parte así que puedes poner una reclamación en una oficina del consumidor. ¡Mucha suerte!

      • Angel

        Voy a intentar resolverlo con la tienda en principio aunque no ponen mucha intención. Como profesional que es usted, ¿a que cree que tengo derecho? ¿devolución del dinero? ¿hacer el pedido otra vez? ¿o cree que puedo reclamar alguna compensación ya que estoy perdiendo mi tiempo en comprar algo que necesito desde hace 3 dias y que ya debería tener?

        Ir a una oficina del consumidor supondría tener que desplazarme a otra ciudad.

        • Verónica Cabezudo

          La devolución del dinero la puede exigir como consumidor además de reclamar una compensación. De hecho lo más recomendable en estos casos es poner una reclamación ya sea directamente en la tienda o como le decía en la oficina del consumidor (en algunos casos también se permite on-line para evitar el desplazamiento a otra ciudad). Hacer el pedido de nuevo no creo que fuera la solución ya que la respuesta sería seguramente la misma.