hit counter
Mercados, Noticias, Tecnología

3D, una tecnología dentro de muchas tecnologías

tecnología_3d

Es difícil y todavía no lo ha hecho ninguna consultora, evaluar el fenómeno 3D. La tecnología, presente en la industria desde hace años, no ha funcionado siempre por igual. Curiosamente, dependiendo del dispositivo y uso que se le ha dado ha vivido momentos de penumbra o gloria.

Televisores, impresoras, gafas o cámaras han introducido la tecnología 3D de una manera u otra. Cada uno de estos segmentos ha tenido un éxito comercial diferenciado que ha sido el resultado del interés del público y lo útil del producto en cuestión.

Dónde está explotando el 3D

La realidad aumentada y en mucha mayor medida, la virtual son nichos que han encontrado en el 3D un gran aliado. Lugares donde las empresas como Google, Microsoft o Sony han puesto su foco de atención para explotarlo al máximo.

Los videojuegos, el retail o la educación son sectores que comienzan a experimentar en este terreno. Aunque todavía estamos en una primera fase, se pronostica que el segmento de la realidad virtual alcance los 4.000 millones de dólares dentro de cinco años.

Y este es solo una aplicación. El mundo de la impresión 3D sigue avanzando, lentamente pero avanzando. El año que viene habrá casi medio millón de modelos vendidos gracias al uso que se le da en educación, moda, industria o ciencia, entre otros verticales.

Otros como los televisores o los smartphones 3D se han quedado en el olvido. La tecnología tridimensional no ha aportado suficiente en ese ámbito doméstico. Sin embargo, aunque en el televisor de casa no ha terminado de despuntar, si lo ha hecho en los cines. Dos secciones de una misma industria: la de las pantallas.

Así, intentar definir la tecnología 3D en éxito o fracaso es muy complicado. Todo depende más bien de cada uno de los usos que se le ha dado a la misma. Una realidad que nos lleva a una buena conclusión: la tecnología para triunfar tiene que ser útil.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo