hit counter
Actualidad, Opinión, Protagonistas

Flash: la conversación debe girar en torno al servicio, no al rendimiento

francisco-torres-brizuela-netapp
Francisco Torres-Brizuela, Director de Canal y Alianzas de NetApp Iberia

Llega un momento en el ciclo vital de toda tecnología en el que los proveedores deben ofrecer a sus clientes algo más que los argumentos básicos de recorte en los gastos, una mayor productividad y mayor facilidad de gestión. También pasa en el almacenamiento flash.

Este tipo de ventajas han pasado a convertirse en las expectativas mínimas de quienes adquieren servicios y soluciones de IT a la hora de invertir en nuevos servicios y tecnologías; ahora lo que se busca son servicios que añadan valor, no simple mejoras en materia de eficiencia. Toda solución tecnológica debe llegar a un punto en el que estos requisitos mínimos se ven cumplidos y superados.

En vista del rápido crecimiento que está experimentando el mercado de las infraestructuras de almacenamiento íntegramente en memoria flash, que según estimaciones de Gartner realizadas el pasado año, crecerá a un ritmo anual compuesto del 37% para pasar de los 1.430 millones de dólares de 2014 a unos 7.000 millones de dólares en 2019, la tecnología flash tiene que replantearse su propia percepción. Tradicionalmente, se entendía que el principal argumento de la memoria flash era su gran rendimiento y su reducida latencia y consumo eléctrico. Generalmente, las infraestructuras íntegramente flash se suelen emplear para lidiar con aplicaciones que exigen el mayor rendimiento, desde bases de datos para páginas Web y plataformas de trading, hasta la gran carga de trabajo que representan las infraestructuras de escritorios virtuales (VDI).

Gartner: 25% de los centros de datos será únicamente flash en 2020

Sin embargo, los centros de datos íntegramente basados en flash, que hasta eran casi una quimera, están llamados a hacerse realidad. La demanda de aplicaciones de alto rendimiento está aumentando continuamente, hasta el punto que, aunque actualmente ningún centro de datos usa exclusivamente almacenamiento flash, Gartner estima que para 2020, el 25% de centros de datos serán únicamente flash.

El momento iPhone del almacenamiento flash

A un nivel operativo, al hablar de la tecnología flash, los tecnólogos expertos aún se concentran obsesivamente en las cifras de rendimiento y, a pesar de ello, el foco de la conversación debe ser el servicio. En general, las matrices íntegramente flash ofrecen niveles de rendimiento capaces de copar con cualquier conjunto de datos, por lo que, cada año, los principales proveedores compiten más agresivamente en el apartado de los costes. Nos encontramos en un punto de inflexión para la tecnología flash, que ha dejado de ser una tecnología que simplemente hace más fácil la vida de los departamentos informáticos, sino que ofrece valor estratégico y el potencial de expandir un negocio.

Un ejemplo de un sector tecnológico completamente diferente, pero que no por ello deja de ser apropiado, es el del iPhone. Los primeros smartphones se limitaban a expandir la experiencia de uso de los teléfonos convencionales, dotándolos de funcionalidades nuevas, como cámaras, reproductores de música y Bluetooth. Así los teléfonos pasaban de ser un medio de comunicación a convertirse en divertidos juguetes. Sin embargo, el iPhone revolucionó nuestras formas de interactuar con Internet, consumir contenidos y realizar transacciones financieras. Del mismo modo, en el mundo empresarial, los smartphones pasaron de ser un simple dispositivo para permanecer en contacto, a convertirse en herramientas con las que crear nuevos modelos de negocio.

almacenamiento_flash

Para que el almacenamiento flash pueda alcanzar su momento iPhone, proveedores y clientes de servicios y soluciones informáticas deben empezar a entender esta tecnología como un recurso que les permita ofrecer niveles de servicio que revolucionen todo su negocio. Volviendo al surgimiento de los centros de datos 100% flash, uno de los factores clave para el rápido crecimiento del mercado del almacenamiento íntegramente en flash es que cada vez más aplicaciones se entienden como críticas para el funcionamiento continuo y exitoso de las empresas. Como fruto de un concepto que he dado en llamar la “economía de las expectativas”, que se ve impulsada por la cambiante relación entre los humanos y la tecnología, las empresas se están viendo sometidas a enormes presiones para ofrecer experiencias absolutamente fluidas e ininterrumpidas.

“Los partners deben entender el flash como un recurso para revolucionar negocios”

El simple hecho es que, de no conseguirlo, un competidor o una nueva empresa revolucionaria podría hacerlo por ellas. Así, mientras que el almacenamiento flash lleva tiempo disfrutando de un mercado sólido en el mundo de las aplicaciones de máximo rendimiento, la necesidad de un rendimiento elevado y constante se está extendiendo por todo el sector de la informática. Así, estadísticas recabadas por KISSmetrics apuntan a que el 40% de usuarios abandonan las páginas Web que tardan más de 3 segundos en cargarse, y que un retardo de apenas 1 segundo en la respuesta de una página puede resultar en una reducción del 7% en las conversiones.

Los empleados no quieren verse limitados por las tecnologías con las que cuentan en su trabajo; lo que resulta especialmente cierto en el caso de los millennials, que parten con expectativas propias de cómo la tecnología debería expandirse, en lugar de limitarse. Además, los datos se han convertido en uno de los activos con mayor potencial de cuantos tienen los negocios a la hora de personalizar sus servicios y ofrecer nuevas experiencias que superen las expectativas del clientes, lo que a su vez resulta en una posición ventajosa frente a sus competidores.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!