hit counter

El gran negocio de los servicios TI de Apple, Amazon o Microsoft

servicios_ti_negocio

Que el software y los servicios TI crecen y crecerán a buen ritmo es ya una realidad palpable en el entorno tecnológico. Una situación que están aprovechando las grandes referencias del sector para facturar unos ingresos que hace unos años seguramente ni se imaginaban. ¿Exageramos? Vamos a verlo.

Los resultados que presentó ayer Apple confirman estas afirmaciones. Mientras las ventas de su buque insignia móvil caían un 1%, el terreno de los servicios crecieron un 18% hasta alcanzar los 7.000 millones de dólares. O lo que es lo mismo una facturación que en si misma podría ser la de una corporación del Fortune 500. De hecho, los ingresos de la App Store son un 40% mayores que los de hace un año y el volumen de transacciones por Apple Pay ha crecido un 450%.

Infografía: Apple, el gigante tecnológico que más beneficios obtiene | StatistaAunque el caso del imperio de la manzana es espectacular, no es el único que ha aprovechado la oleada de los servicios TI. Los datos fiscales de las grandes hablan por sí solos y mucho más si los comparamos con los ingresos totales que nos muestran en la table desde Statista.

Los servicios de suscripción de Amazon, donde se engloban los usuarios Prime, audiolibros, libros electrónicos, vídeo y música, aportaron 1.940 millones de dólares al gigante durante el primer trimestre. Además, con los servicios de la nube corporativa sumó 3.660 millones de dólares más.

En el caso de Microsoft, los ingresos cloud anuales, dominados por las suscripciones de Office 365, son de 15.200 millones de dólares mientras que en caso de Salesforce, sus ingresos del año fiscal 2018, acabado el 30 de enero, se situaron en 10.200 millones de dólares.

Por último nos fijamos en Google, una corporación de servicio en sí misma, que el pasado 2016 facturó más de 19 millones de dólares.

La gran rentabilidad 

El giro hacia los servicios es más que lógico si se tienen en cuenta la gran rentabilidad que aportan. A diferencia del hardware, esta área de negocio no necesita una logística que mantener ni un canal de distribución amplio para llegar a todos sitios. El alojamiento en la nube hace que el control y mantenimiento sea mucho más sencillo y económico para las empresas reportando grandes beneficios.

No en vano cada vez menos más nuevas empresas basadas simplemente en los servicios. Netflix con unos ingresos esperados para este 2017 de 11.260 millones de dólares -en el primer trimestre ya facturó 2.640 millones de dólares– y apuntando a los 13.500 millones de dólares en 2018 es un claro ejemplo.

La mayoría del sector tecnológico se ha apuntado al carro. Los servicios se han convertido en una pata más de la oferta de fabricantes, integradores y todo el ecosistema de venta. Incluso en la zona central del negocio construyendo así servicios gestionados de impresión, de seguridad, de dispositivos o de prácticamente cualquier nicho. Negocios que, según los analistas, continuarán creciendo en los próximos años.

La evolución hacia el proveedor de servicios es la tónica general en el canal de distribución. Una transformación lenta -la venta de productos todavía es vital para el 60%- pero en el que están involucrados la mayoría de los partners -el 96% asegura que ya integra en su catálogo algún servicio-.  Su enorme rentabilidad está detrás de este cambio que necesita mucha labor de formación, especialización y experiencia para conseguir que Apple no sea el único en sacarle el máximo provecho.

 

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.