Web
Analytics
Actualidad, Noticias, Productos, Tecnología

Microsoft trabaja para minimizar el impacto de su tablet Surface

microsoft_surfaceDespués de oír al portavoz de Acer quejarse sobre el lanzamiento de Microsoft en el mundo hardware, que JT Wang no se quedó contento con la interpretación de sus palabras. Por ello, el presidente ha vuelto a salir a la palestra para aclarar la visión corporativa de la problemática.

Dos días después de las primeras declaraciones, Wang aseguró que Microsoft era consciente de la problemática que podría surgir con su tablet. Por ello, el gigante estaba haciendo todos los esfuerzos necesarios para minimizar el impacto negativo sobre los fabricantes. Así, el CEO explicó que con Surface solo se intentará impulsar el éxito de Windows 8.

Todo parece indicar que después de las palabras iniciales, Acer y Microsoft podrían haber conversado y el segundo ha podido explicar su estrategia en torno a Surface. De ahí, estas segundas declaraciones mucho menos duras y con un refuerzo a la posición de los de Redmond.

Pese a todo, el presidente aseguró que Acer no tiene intenciones de apartarse del mercado de las tablets basadas en Windows 8. Así, los rumores sobre un modelo de la marca con el sistema de Microsoft pueden seguir en pie.

Microsoft, ¿enemigo de sí mismo?

El lanzamiento de Surface ha levantando la voz de Acer, uno de los grandes aliados de Microsoft. Sin embargo, no es el único que piensa que Microsoft va contra sí mismo con su nueva tablet. La industria lleva tiempo hablando sobre esta contradicción empresarial.

Por un lado, Microsoft quiere seguir contando con sus partners OEMs para difundir su software, pero por otro se integra en el mundo hardware para pasar directamente a competir con ellos. Una complicada situación.

El propio presidente de Acer propone una solución que ya se ha barajado en otras ocasiones. El planteamiento para reducir la agresión a sus socios podría ser el precio. Si Microsoft Surface costará 199 dólares, el impacto sería importante, pero si el precio estuviera alrededor de los 499 o 599 dólares, los efectos serían mucho menores.

Wang también aprovechó para criticar que Microsoft no comunicará a sus socios por adelantado su intención de crear un tablet. No obstante, el CEO no está preocupado por la competición ya que entiende las nuevas reglas del juego y seguirá hablando con Microsoft para comprender del todo la situación. ¿Todo arreglado entre Microsoft y Acer?

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!