Web
Analytics
Actualidad, Tecnología

Tres claves que frenan la llegada de los coches autónomos

los coches autónomos

Los coches autónomos se han convertido en la mayor innovación tecnológica de las últimas décadas en el sector del automóvil, pero también es una de las que más desafíos plantea, y gigantes como Ford tienen claro que todavía queda mucho camino por delante hasta que lleguen a convertirse en algo viable en el mercado de consumo general.

Sí, sabemos que Tesla ya comercializa sus vehículos serie Model con Autopilot, pero dicho sistema no es totalmente autónomo y no cuadra por tanto en la perspectiva con la que Ford ha enfocado esta cuestión.

En un interesante artículo publicado en Business Insider podemos encontrar las tres claves que según Ford están limitando en gran medida el desarrollo y la expansión de los coches autónomos.

Altos costes

Este punto no debe sorprender a nadie. Actualmente fabricar un coche autónomo es muy caro, tanto que sólo el sistema de radar tiene un coste de varios miles de dólares.

Si empezamos a sumar otros sensores, elementos y sistemas fundamentales para construir el sistema de conducción autónoma nos pondremos en cifras que son verdaderamente prohibitivas para el consumidor medio.

Con esto en mente no es extraño que Ford esté convencido de que todavía faltan unos cuantos años hasta que este tipo de coches se conviertan en algo “normal” y estén al alcance de la mayoría.

La falta de regulación legal

La creación de un marco normativo común es fundamental. En el caso de Estados Unidos los fabricantes más importantes han pedido al gobierno federal que desarrolle unas líneas básicas que sirvan como ley marco sobre la que cada Estado podrá desarrollar sus propias normas.

El objetivo de esto es que las normas de los diferentes Estados que forman dicho país no sean demasiado dispares y se ajusten a una serie de pilares básicos.

En Europa lo ideal sería llevar a cabo algo parecido, una norma marco emanada a nivel europeo sobre la que cada país miembro desarrolle una serie de puntos secundarios.

Desconfianza del consumidor

A pesar de que en teoría los coches autónomos son muy seguros y tienen una tasa de accidentes mínima no han terminado de ganarse la confianza de los consumidores.

Hay muchos prejuicios en este sentido, pero en cualquier caso los números no mienten. Un estudio de Vital Findings constató que el 64% de los encuestados prefieren tener el control sobre su coche y conducirlo ellos mismos.

Cambiar la forma de pensar del consumidor es otro gran reto del coche autónomo, y sin duda uno de los más complicados.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Isidro Ros
Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro del canal de distribución. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!