Web
Analytics
Actualidad, Canal, Retail

El retail español apuesta por los pagos automatizados

Pagos-automatizados-Toshiba

La tendencia al autoservicio se deja notar en las tiendas de España con los sistemas de pagos automatizados como una de las alternativas más demandadas por los vendedores. Tanto es así que un estudio de Toshiba Tec manifiesta que la inversión en estas soluciones aumentará un 330%, alcanzando un negocio de 1.740 millones de euros durante este 2021.

El 78% de los vendedores consultados por el fabricante apuntan a los sistemas de pagos automatizados como una solución para sus negocios. Además de servir para mejorar las funciones de autoservicio, el 21% señala que buscan aumentar la productividad comercial y operativa gracias a la reducción de intervenciones del personal, un mayor control del fraude y las pérdidas (16%), el incremento de las oportunidades y promociones de ventas (11%) y, en último lugar, una mayor capacidad para monitorizar la satisfacción de los clientes y la eficacia de las estrategias comerciales mediante el análisis de datos (7%).

Las conclusiones se alineas con otro estudio de IDC Retail Insights donde el 51% de los más de 600 comerciantes minoristas consultados seleccionará o implementará algún tipo de sistema de pagos automatizados en un plazo de 24 meses. Una oportunidad única para los proveedores tecnológicos en este nicho.

No en vano la inversión tecnológica del sector retail se ha acelerado con la crisis. Ningún comercio quiere perder el carro de ser el seleccionado para las compras de los consumidores de cara a la nueva normalidad. Para ello, la capacidad de autoservicio con pagos automatizados con la que minimizar el contacto humano, el control de aforos y movilidad en el punto de venta, las aplicaciones de gestión de los empleados y el etiquetado inteligente  para disminuir la manipulación de productos son áreas claves.

Según Miguel Sarwat, director de Marketing y Comunicación de Toshiba Tec en España,

«El negocio del comercio minorista se está modernizando, y una de las partes más críticas de éste tiene lugar en las cajas registradoras. En este sentido, los sistemas de autoservicio diseñados para que los clientes puedan controlar sus experiencias de compra, incluido el pago, de una forma ágil, intuitiva y asesorada por dependientes receptivos, son una puerta a la fidelización, al tiempo que protección de los beneficios del comerciante minorista».

Y es que la transformación digital vivida dentro de las tiendas físicas es una realidad donde el último paso, el pago de las compras, puede suponer la diferencia entre un cliente contento y fidelizado, y uno que no vuelva nunca. De ahí que sea un espacio clave que dotar de tecnología. Una innovación que, como siempre, debe ir acompañada de una estrategia mucho más integral que afecte a todo el establecimiento y permita cerrar el círculo comercial.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!