Web
Analytics
Actualidad, Mercados, Tecnología

El mercado europeo de smartphones podría caer más de un 25% en 2020

El mercado europeo de smartphones podría ver disminuir su valor en más de un 25% este 2020 como consecuencia de la actual situación derivada de la crisis por la COVID-19.

De acuerdo con las previsiones que maneja la consultora IDC, el mercado europeo de smartphones reducirá su valor este año debido al confinamiento de la población en la mayoría de países de Europa para combatir la propagación del coronavirus. Según el pronóstico actual de IDC, en el peor de los casos, la caída del valor podría ser cercana a la mitad.

Para la consultora, de confirmarse esta caída sería la mayor que la industria de telefonía haya experimentado en Europa en los últimos 20 años. Esto implica que la contracción de este mercado sería incluso mayor que la registrada durante la crisis financiera de 2008, cuando el valor del mercado de telefonía europeo cayó un 6,3 % en 2008 y un 13,1% en 2009. Según los datos de Eurostat, ese año, el 2009, PIB de Europa se contrajo más del 4%.

En esta ocasión, diversos índices económicos, como el aportado por el FMI, apuntan que la caída del PIB en los países europeos podría llegar a ser incluso el doble de lo que fue en 2008 si la situación de confinamiento de la población se sigue alargando y acercándose a los meses de verano.

Factores clave para la contracción del mercado

Para la consultora, a esto se le suma que gran parte de la venta de teléfonos en el canal retail está cerrada, al tiempo que crece el número de desempleados cuyas prioridades cambiarán en lo que al gasto se refiere. Por ello, Marta Pinto, responsable de programa en IDC EMEA, sostiene que, en Europa, el mayor impacto será claramente en países como Italia y España, los lugares más afectados por la crisis, pero en nuestro escenario probable, esperamos que casi todos los mercados europeos caigan una quinta parte, aproximadamente

En general, los problemas de suministro ya terminaron, pero los mercados se enfrentan ahora a una situación completamente nueva con el colapso de la demanda.

Y es que, a la espera de que los cierres de empresas y el confinamiento de la población lleguen a su fin, habrá que esperar a ver cómo se produce en ese momento la evolución de la demanda. En ello también influirá la caída de las monedas fuera de la eurozona, incluidas varias en Europa del Este. La caída de la demanda de petróleo ha precipitado otro descenso en los precios, que ha reducido el rublo ruso en un 25% y ha producido una gran reversión en la corona noruega.

En muchos mercados, entre ellos Rusia, el valor del mercado telefónico cae en línea con los cambios adversos en el tipo de cambio lo que, para IDC, será otro factor clave en la contracción del mercado europeo este año.

Imagen inicial | Daniel Romero

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!