Web
Analytics

El canal tecnológico salvó 2022 con un crecimiento del 4,3% [Context]

negocio_tecnológico_canal_TI_context

Casi 7.000 millones de euros generó el canal tecnológico en España durante 2022. El volumen es un 4,3% más elevado que en 2021, según los datos de Context, lo que supone un buen espaldarazo, especialmente, gracias a las ventas en el área empresarial que pudieron compensar ante la caída del consumo.

Finalmente, se consolidó la tendencia de menos a más que ya veíamos viendo dentro del canal de distribución español. Un buen fin de año debido al impulso de las empresas, sobre todo, aquellas medianas y pequeñas. De hecho, podemos decir que 2022 fue su año.

El canal tecnológico dedicado a vender en las organizaciones creció en todas sus vertientes: las ventas a la pequeña y mediana empresa aumentaron un 13% y las ventas a la Administración Pública y a las grandes empresas, un 7%. Los proyectos de valor fueron los que se impusieron como tendencia.

El canal pyme gana puntos

Sabemos que España es un país de pymes y que su foco es fundamental para muchos partners del negocio tecnológico. Una visión que fue aún más importante durante el pasado 2022 cuando el canal SMB ganó tres puntos en su cuota de negocio gracias al impulso en el área profesional.

Y que el trabajo de los partners especializados en pymes fue clave. Los fondos europeos, aún con todos sus peros en programas como el Kit Digital, unido a la necesidad apremiante de las pequeñas empresas de acometer transformaciones digitales para seguir siendo competitivas hicieron que el negocio de estos partners creciera todos los trimestre, especialmente en los dos últimos con un 25,4% y 12,7%, respectivamente.

El canal pyme incrementó su cuota 3 puntos

La subida del mercado pyme contrastó con la debacle del consumo. En todos los frentes de este segmento cayeron las ventas durante el pasado año. El golpe más duro fue para las cadenas de tiendas que descendieron un 6% su demanda, mientras que las tiendas online lo hicieron un 3% interanual. El año fue un poquito mejor en la última mitad del año para estas últimas que consiguieron crecer un 8,55%, gracias a la campaña navideña.

Seguridad, networking o smart home, los mayores crecimientos

A nivel anual, Context nos reporta también la evolución de las diferentes categorías que parametriza dentro del canal tecnológico en España. Unos datos que nos ayudan a ver ciertas tendencias que proseguirán en 2023.

En este punto destacan los datos al alza de la seguridad (22,9%), smart home (29,4%) o todo lo que tiene que ver con networking (47,5%). Pese a que no fue un buen año para el consumo, si que lo fue para todo lo que tiene que ver con el gaming; la venta de consolas creció un 46% confirmando la buena salud de este nicho.

En el lado contrario, negocios como el de los terminales y puntos de venta (-15%), wearables (-22%) o los equipos móviles (-8,5%) fueron los que peor se comportaron. También es destacable la caída del 36% en los equipos para seguridad, lo que muestra que si se está haciendo palpable la tendencia hacia soluciones cloud en este ámbito.

Solamente hay una categoría que no ha crecido dentro de las 10 que mejor funcionaron en 2022 y fue la de impresión. Precisamente, este sector está viviendo un momento complicado en el que la evolución hacia los servicios gestionados y documentales.

Volumen vs. valor, una batalla con claras tendencias

Hace mucho que venimos hablando de la tendencia al alza del valor. Y esa evolución cada día es más clara en el canal tecnológico en España, aunque, como todo, se debe contextualizar.

En datos de Context de 2022 vemos que si bien la facturación de negocios de volumen sigue siendo la más elevado, y seguramente así sea siempre, el valor va acelerando su demanda como una clara apuesta, especialmente, en el plano profesional donde cada vez se buscan más partners dedicados a proveer servicios y soluciones especializadas.

Las ventas de volumen decreció un 1,3%, mientras el valor creció un 15,8%

Concretamente, las ventas del canal tecnológico de volumen supusieron 4.690 millones de euros en España, un 1,3% menos en su tasa interanual. La inflación, la situación macroeconómica y la inestabilidad europea ayudaron a contener la demanda.

Por su parte, el valor se quedó en 2.155 millones de euros, un 15,8% más que se impulsó por la obligación de transformar las organizaciones.

Las principales caídas en el volumen estuvieron en mercados como los equipos móviles (-8,5%), consumibles (,6,6%) o los wearables (-22,4). En cambio, las pocas alegrías vinieron las pantallas (14,5%), los sobremesa (6,5%) y los sistemas audiovisuales (9,6%).

En el lado de valor, las ventas fueron aupadas por los sistemas de networking (31,9%) o componentes y WiFi (37,5%), entre otros.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.