Web
Analytics
Actualidad, Canal

Apple reduce su dependencia de proveedores externos

proveedores externos

El gigante de Cupertino siempre se ha caracterizado por seguir una estrategia propia, alejada normalmente de los estándares que siguen la mayoría de los fabricantes de smartphones, y su relación con los proveedores externos es un claro ejemplo de ello.

Nuestros compañeros de MuyComputer Pro han hablado sobre el tema en este artículo, y nosotros vamos a valorar qué supone exactamente la estrategia de Apple dentro del canal.

Antes de lanzarnos a a ello debemos tener claro desde el principio que los de Cupertino no pueden fabricar directamente todos los chips que necesitan, es decir, siguen dependiendo de empresas dedicadas a la producción de semiconductores como TSMC e incluso la propia Samsung, de manera que la noticia no va por ese camino.

La clave de todo esto esta en dos grandes frentes como destacan también en Bloomberg, que es la fuente de la noticia.

El primero es la apuesta de Apple por el desarrollo de soluciones “en casa” en sentido amplio. Uno de los ejemplos más claros lo tenemos en sus SoCs, que son diseños propios cuya producción se externaliza posteriormente como dijimos arriba.

En segundo lugar tenemos la creciente inversión en I+D centrada en semiconductores que Apple está llevando a cabo para poder seguir desarrollando sus propias soluciones. En este sentido uno de los avances más importantes se producirá con la llegada de su GPU, un componente que marcará un punto de inflexión en esta estrategia y que supondrá un duro golpe para Imaginatión Technologies.

Precisamente esto último nos deja ver una de las consecuencias más importantes que tiene la reducción de Apple de su dependencia de proveedores externos, y es que las empresas afectadas acaban perdiendo una fuente de ingresos muy importante y pueden acabar en una situación complicada.

En el caso de Imagination Technologies el valor de sus acciones cayó considerablemente cuando se supo que los de la manzana tenían pensado utilizar sus propias GPUs, y que por tanto dejarían de contar con dicha empresa dentro de un plazo aproximado de dos años.

Pero esta reducción de proveedores no se limita a procesadores y GPUs, poco a poco se va extendiendo a otros componentes y ha generado una situación de malestar tan grande que algunas empresas han decidido “pasar” directamente y no tener vínculos con Apple para evitar ese mazazo posterior que supondría que ésta dejara de ser su cliente.

¿Por qué adopta Apple esta estrategia? Porque le permite tener un mayor control sobre los procesos productivos y los plazos, y también disfrutar de unos costes más reducidos, aunque tiene un lado negativo, y es que los de Cupertino podrían quedarse atrás en la adopción de nuevas tendencias y tecnologías.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Isidro Ros
Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro del canal de distribución. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!