Web
Analytics
Actualidad, Mercados, Tecnología

Las ventas de semiconductores registran la mayor caída en 10 años

El sector se prepara ante el que podría ser el mayor descenso en las ventas de semiconductores de la última década. Algunas figuras del canal TI apuntan que podría tratarse de un reajuste en un entorno de alta demanda donde había escasez, por lo que será necesario ajustar las previsiones de demanda y producción.

Ante este panorama, la firma IHS Markit ha recortado sus previsiones de ventas de semiconductores para este 2019 en más de 10 puntos porcentuales. De cumplirse estos pronósticos, representaría la mayor caída anual de la industria de semiconductores desde 2009, cuando las ventas que contrajeron un 11%.

Según las estimaciones que maneja, los ingresos caerán un 7,4% hasta los 446,2 millones de dólares, lo que significa un duro revés para la industria ya que la consultora preveía un crecimiento del 2,9% respecto al último trimestre del pasado año.

Tal y como ha reflejado en un comunicado el investigador de IHS Markit, Myson Robles Bruce, tras los fuertes ingresos que la industria de chips alcanzó en 2018 con un crecimiento del 15%, muchos proveedores de semiconductores se han mantenido optimistas pensando que podrían lograr un crecimiento moderado este año.

Sin embargo, la confianza de los fabricantes de chips ha transformado rápidamente en un cierto recelo al ver la profundidad y la ferocidad de la actual recesión. Los últimos datos indican que el negocio de semiconductores está abocado a experimentar su peor año en una década.

Factores para la recuperación

Desde IHS Markit atribuyen la desaceleración a una demanda cada vez más tenue, combinada con un rápido aumento de los niveles de inventario en el primer trimestre, que tuvo un gran impacto en la memoria flash DRAM y NAND, procesadores de propósito general, unidades de microcontroladores y ASIC.

Estas tendencias se han reflejado en los últimos resultados de las grandes compañías como Intel y Samsung. La primera, apuntaba recientemente que espera que los ingresos de 2019 disminuyan un 3%, en comparación con el pasado año, hasta los 69.000 millones de dólares, debido al deterioro continuo de los precios de la memoria, así como a la menor demanda de los proveedores de servicios en la nube y las empresas.

Por su parte, Samsung apunta que la débil demanda de chips de memoria ha perjudicado sus ganancias operativas tras caer un 60% en el primer trimestre hasta los 5,400 millones de dólares.

Las ventas de memorias Flash NAND para discos SSD y smartphones de gama alta podrían reavivar la demanda en el segundo semestre

Además, otro aspecto que está teniendo un impacto en esta disminución de la demanda de semiconductores está siendo el descenso de las ventas de smartphones que, como apunta IDC, ha caído durante el primer trimestre de este año por sexto trimestre consecutivo.

A pesar de este lento despegue del año en la industria de semiconductores, IHS Markit confía en que durante el tercer trimestre comiencen a verse los primeros signos de recuperación, liderada sobre todo por las memorias Flash NAND para discos SSD y smartphones de gama alta, aunque también para portátiles y servidores.

El esperado lanzamiento de nuevos procesadores, tanto de Intel, con su plataforma móvil Ice Lake de 10 nanómetros para portátiles de nueva generación, como de AMD, con sus nuevos procesadores de 7 nanómetros para sobremesa y servidores, durante la segunda mitad del año, podrían impulsar esta recuperación.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!