Web
Analytics

Apple mueve ficha ante un mercado de smartphones que toca techo

La creciente competitividad en el lanzamiento de dispositivos móviles, su elevado precio, el aumento de la vida útil y la falta de nuevas características en algunos de los nuevos modelos ha llevado a lo que muchos ya consideran como una saturación del mercado de smartphones. Apple ha sido uno de los jugadores en los que esta caída de la demanda está tenido mayor impacto, lo que está llevando a tomar nuevas medidas para capear el temporal.

Durante el pasado 2018, los envíos de smartphones en China cayeron entre un 12% y un 15,5%, un descenso que el pasado mes de diciembre alcanzó el 17%, de acuerdo con los datos de la Academia de Tecnología de la Información de Comunicaciones de China (CAICT).

Este descenso en las ventas de telefonía móvil en el que se ha erigido como uno de los principales mercados, el chino, evidencia una tendencia global que, sin duda, tendrá muchas implicaciones, tanto para fabricantes como para los distintos jugadores del canal de distribución TI.

Los envíos de smartphones podrían descender un 3% más este 2019

Las previsiones que maneja Canalys apuntan que, tras esta bajada de los envíos de smartphones en China de un 12% el pasado año, este descenso podría seguir y caer un 3% más este 2019, lo que sería el tercer año consecutivo de caídas. Los pronósticos no son optimistas ya que apuntan que los envíos volverán a los niveles de 2014, hasta quedarse por debajo de los 1.400 millones de envíos.

La situación que está viviendo el mercado chino es algo que, antes o después, veremos replicado en otros países. Unas consecuencias que se marcarán especialmente en mercados maduros en los que los ciclos de actualización de smartphones serán más largos, lo que conllevará un importante descenso en las ventas.

smartphones_móvil_mercado

Un impacto global

Los fabricantes están siendo los primeros impactados por esta situación y, de forma muy especial, cabe destacar el delicado momento por el que atraviesan firmas como Samsung o Apple que, tras años de liderazgo indiscutible, están siendo adelantados por competidores hace años impensables, como es el caso de Huawei. El gigante reemplazó a Apple como el segundo jugador de smartphones más grande en participación de mercado a nivel mundial el pasado año, y es el líder indiscutible en el mercado chino. Las características de sus dispositivos, sus precios, claramente más competitivos que los de Apple, y el hecho de que sea una marca nacional, han sido sus grandes bazas.

Samsung han mostrado su preocupación por una desaceleración tecnológica global tras presentar unos resultados en los que sus beneficios han caído un 29%.

Y no sólo en lo que a ventas de smartphones se refiere. Las implicaciones van más allá y firmas como Samsung han mostrado su preocupación por una desaceleración tecnológica global tras presentar unos resultados en los que sus beneficios han caído un 29%. En ellos, la débil demanda de chips para smartphones ha tenido su repercusión.

El futuro no se perfila más alentador. Hace apenas una semana, Tim Cook, consejero delegado de Apple, apuntaba en una carta dirigida a sus inversores una revisión a la baja de sus previsiones de venta de sus iPhones y, por tanto, de los resultados económicos para su primer trimestre fiscal de 2019. Unos resultados en los que el peso de los resultados en el mercado chino juegan un papel clave.

Más caros, menos novedosos

Desde hace ya algunos semestres, las consultoras tecnológicas están dejando constancia a través de sus informes del paulatino descenso en las ventas de smartphones a nivel global, con pequeñas excepciones. De ahí que muchos se pregunten las causas de esta caída de las ventas que está evidenciando que el mercado de smartphones ha tocado techo.

Para algunos, incluido el propio Tim Cook, una de las razones de esta caída hay que buscarla en un descenso de las renovaciones de los dispositivos de telefonía, entre otros, de los iPhone, aprovechando la bajada de precio de los recambios de batería. Y es que, en 2018, para apaciguar los ánimos de los usuarios que acusaban a la compañía de estar ralentizando el funcionamiento de modelos antiguos de su iPhone, Apple redujo el precio de los recambios de batería pasó de 79 a 29 dólares. Un reclamo que, en opinión de Cook, ha pesado mucho en la decisión de actualización del dispositivo a favor de mantener el antiguo modelo aún útil para muchos consumidores.

La saturación, la mayor penetración y el incremento del precio medio han reducido el crecimiento del sector

Los datos de la consultora IDC apuntan que, durante el pasado año, en el segundo trimestre se registró el tercer trimestre consecutivo de caída en ventas interanuales. La combinación de la saturación del mercado, el incremento de la tasa de penetración y un precio medio de venta cada vez más elevado, han reducido el crecimiento del conjunto del mercado.

Y es que, en el elevado precio de algunos de los modelos más demandados también han contribuido a frenar las compras. Particularmente en China, la propuesta de smartphones de Apple es la más cara del mercado lo que ha llevado a los usuarios a decantarse por opciones más económicas y con prestaciones que cubren sus necesidades. De hecho, han sido muchas las críticas con las que el mercado ha acogido iPhone XS y XS Max ya que, a pesar de su elevado precio, no suponen un cambio significativo respecto al modelo del año anterior, ni a otras propuestas de los competidores.

compras desde smartphones

Pero no es el único efecto que tiene el hecho de que en el mercado hayan proliferado los dispositivos con un elevado precio: al tener que pagar más por sus smartphones, los consumidores confían en que tengan una vida útil más larga, por lo que el cambio de dispositivo tarda más en llegar.

Una tendencia que cada vez queda más patente como refleja un estudio de Hyla Mobile que constata que los usuarios cada vez tardan más en renovar su smartphone hasta el punto de que, en Estados Unidos, la media de tiempo que tarda un usuario en cambiar de iPhone es de tres años. Una media que, en 2017, se situaba en los 2,37 años.

Esta subida de la media de renovación de los smartphones no se circunscribe únicamente a los iPhone. En el caso de los Android, los usuarios han pasado a renovarlos cada 2,44 años de media en 2017 a 2,66 años el pasado 2018.

Un nuevo impulso al mercado de smartphones

Ante este panorama, la preocupación de los fabricantes, de algunos más que de otros, es evidente. El debilitamiento de la demanda de iPhones en China ha llevado a Apple a reducir la producción planificada para sus tres nuevos modelos de smartphone, los iPhone XS, XS Max y ZR, en aproximadamente un 10% para este primer trimestre del año.

Pero no es la única estrategia. Ante la caída de la demanda en China, Apple ha puesto un mayor enfoque en la India, que recientemente superó a Estados Unidos como el segundo mercado de smartphones más grande a nivel mundial. La compañía también comenzará a ensamblar sus iPhones de gama alta en India a partir de este año a través de Foxconn.

Apple achaca su desaceleración a la economía china y tensiones comerciales con Estados Unidos

Un movimiento que ha llevado a que los retailers chinos empiecen a recortar los precios del iPhone en el país asiático. Sin embargo, se trata de dispositivos con un precio aún más elevado que en Estados Unidos. Por ejemplo, el iPhone XS Max de 512 GB, el más caro de lo modelos, cuesta 1.499 dólares en Estados Unidos, un precio que en China puede llegar hasta los 1.900 dólares.

Sin embargo, Apple insiste en apuntar a la desaceleración de la economía china y al aumento de las tensiones comerciales con Estados Unidos como las causas que la han llevado a reducir sus previsiones de ventas. Aun así, y tomando conciencia de la complicada situación, está trabajando en medidas para incentivar las renovaciones en el país asiático. Ofrecer el nuevo iPhone XR por 4,399 yuanes, unos 651 dólares, a cambio de que el cliente deje su iPhone 7 Plus, un dispositivo de hace dos años, es una de las acciones con la que espera incentivar estas ventas.

iphone_x_ventas_apple

No obstante, ante la rápida evolución de los cambios tecnológicos, los usuarios ponen sus miras en lo que está por venir. Mientras que fabricantes como Huawei y Samsung ya trabajan en smartphones plegables y compatibles con 5G, que podría ser la próxima gran característica que más busquen los consumidores, no hay previsiones de que Apple lance un móvil con 6G hasta 2020, como muy pronto.

2019 no comienza con grandes previsiones para el mercado de smartphones pero las novedades que se avecinan y el empuje de 5G podrían suponer un nuevo revulsivo a las ventas. Habrá que esperar para ver si Apple consigue superar el bache, si se trata simplemente de eso, o necesita un empuje más fuerte y una nueva visión para recuperar el liderazgo que todos esperan de la compañía.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!