Web
Analytics
Actualidad, Área Práctica

Cómo elegir un buen dominio para web y correo para tu cliente

dominio_web_correo_empresa

Aunque no es fácil encontrar el dominio web y correo perfecto, lo cierto es que esa decisión puede tener mucha implicaciones en un negocio. Es por ello que como proveedores TI debemos ayudar a nuestros clientes a encontrar la mejor decisión para maximizar el potencial de la compañía.

Antes de nada vamos a definir qué es un dominio web y qué no. El dominio es una palabra o conjunto de palabras unidas que usamos para mostrar una web en los navegadores y para enviar mensajes de correo electrónico. Estas palabras son necesarias para poder tener una web, pero no son la web en si misma.

A la hora de registrar un dominio para tu web y correo es necesario tener en cuenta varios aspectos que pasamos a desglosar:

Nombre empresas, nombre dominio

Lo más lógico en un primer momento es atribuirle el dominio al nombre de la empresa. No obstante, esto que puede sonar tan cómodo y fácil puede no ser lo más sencillo. Los dominios genéricos los gestiona ICANN y son por tanto escogidos por orden de llegada. Así pues si nuestro cliente tiene un nombre muy habitual lo más normal es que ese dominio para web y correo esté ya seleccionado.

Si la compañía de nuestro cliente es, por ejemplo, Panadería Lucas en Albacete, nuestro dominio deberá ser algo así como www.panaderialucas.com. Sin embargo, esa no es siempre la estrategia escogida por las empresas. Siguiendo el mismo ejemplo, podemos elegir mencionar la ubicación (www.alimentacionalbacete.com) o indicar nuestra estrategia comercial (www.alimentacionbarata.com) o darle prioridad al producto o marca que más vendemos (www.panaderiadebimbo.com).

Web y correo, unificado

Cuando pensamos en un proyecto web no solo podemos ver la página web como tal sino que también debemos mirar al correo y a nuestra imagen corporativa. Todos estos parámetros deberán tener una línea unificada para que los consumidores sean capaces de interrelacionarlos entre sí.

Es ahí donde debemos hacer ver a nuestro cliente esa mentalidad omnicanal que ayude a que el negocio tenga la mejor posición posible desde una sola marca o idea.

Prueba y error

Puede que en un primer momento ya sea por desconocimiento del mercado o por una estrategia mal planteada no se dé con el nombre adecuado. No pasa nada. Lo bueno de Internet es que podemos seleccionar otro dominio que nos encaje más migrando toda la información a ese nuevo emplazamiento web y de correo.

Corto, sencillo y sin carácter propios

Como tónica mucho más general debemos tener en cuenta que los dominios deben cumplir ciertos requisitos para ser legibles y memorizables por parte de los compradores. Así, debemos optar por los dominios cortos y concisos que reflejen la idea de nuestro negocio pero sin enredos, no abusar de palabras complicadas de repetir o pronunciar, y evitar todos los signos propios de una lengua como pueden ser la ñ en el castellano o la ç en el catalán, por ejemplo.

El ICANN prohíbe además el uso de signos de puntuación como exclamaciones o interrogaciones así como símbolos como %, & o /. Además, solo se puede utilizar el guión medio pero nunca al comenzar una frase después o al terminarla.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!