Web
Analytics
Actualidad, Tecnología

Cloud sobredimensionado: el 44% de los recursos no se utilizan

cloud-partner

Subirse a la nube parece una obligación para cualquier empresa. Sin embargo, no vale subirse de cualquier forma. Un problema que están teniendo muchas organizaciones que ven como el 44% de los gastos específicos del cloud se debe a recursos no utilizados. El cloud sobredimensionado, es decir, aquella capacidad que se compra pero finalmente no se utiliza es un reto para cualquier proveedor TI.

Gartner ha descubierto recientemente que en 2019 las empresas de todo el mundo pagaron más de 12.000 millones de euros por recursos de cloud innecesarios, y los costes se elevarán a unos 20.000 millones de euros en 2021. Esto significa que el 35% del gasto mundial en infraestructura de la nube es innecesario. Unos datos que, según IONOS, suponen 8.000 millones de euros anuales.

En este sentido, Mark Neufurth, director de Estrategia en IONOS señala:

Para evitar el excedente, es vital tener la estrategia correcta al crear la arquitectura de la aplicación, y monitorear la eficiencia de la aplicación a lo largo de la operación».

La compañía de hosting recuerda que cuantos más datos y aplicaciones haya en la nube, mayor será el riesgo de pérdidas, ya que cada vez es más difícil seguir su rastro. Por cada nueva aplicación que se crea en la nube, se necesitan nuevos recursos que no siempre pueden adaptarse a los requisitos de la aplicación. Además, los centros de datos deben garantizar contractualmente a sus clientes que podrán disponer de la máxima capacidad en cualquier momento.

Nubes sobredimensionadas

Los desarrolladores establecen en muchos casos capacidades excesivas en la nube. Una de las razones de esto es que, por un lado, los requisitos físicos rara vez pueden ser planificados con precisión. Esto es especialmente peligroso si la persona que determina el alcance de los escenarios de la nube es inexperta y, por lo tanto, prefiere sobrecompensar. A esto se suma la falta de claridad en los precios de algunos proveedores de cloud computing.

Los efectos negativos de estos excesos en la nube son complejos. Si las empresas no pueden utilizar las capacidades adquiridas, el retorno de la inversión se reduce debido a los costos innecesariamente altos. Esto provoca un reacción en cadena: si se reducen los beneficios, las empresas pueden invertir menos, lo que tiene un impacto negativo en la viabilidad.

El 80% de los centros de datos internos están sobredimensionados

Para los proveedores de cloud computing la situación empeora. Según IONOS, cuando las capacidades de los servidores existentes se reservan, pero no se utilizan, o los usuarios de la nube sólo cubren picos de carga elevados durante un período de tiempo limitado, los operadores de la nube tienen que disponer de servidores adicionales. Esto eleva los costos para todos los clientes.

También hay que tener en cuenta los aspectos ecológicos. Los servidores y la infraestructura de los centros de datos necesitan mucha electricidad, sin mencionar el proceso de producción de equipo técnico, que requiere mucha energía y recursos. Sin embargo, los proveedores de nube sostenibles se están centrando en el uso de energía renovable y en el aprovechamiento de las posibilidades de eficiencia.

¿Cómo se pueden evitar las cargas innecesarias?

A menudo lleva mucho tiempo apagar las máquinas virtuales, o es demasiado difícil para los usuarios de la nube cambiar a costos de TI flexibles, en lugar de tarifas planas predecibles. El coste del cloud sobredimensionado asciende a unos 4.800 millones de euros anuales. Para evitar esto, hay que ordenar la cantidad exacta de máquinas virtuales que realmente se necesita para un propósito específico.

Según un estudio de Jonathan G. Koomey, ex profesor de las universidades de Stanford, Berkeley y Yale, el 80% de los centros de datos internos están sobredimensionados en cuanto al espacio de almacenamiento necesario. Si las empresas cometen el error de transferir la capacidad que creen que necesitan a la nube, pagan un 36% más de lo necesario.

“Los usuarios deben elegir un proveedor Cloud que ofrezca precios claros desde el principio. Además, la escalabilidad granulada de los recursos de la nube – completada por interfaces de administración fáciles de usar e interfaces claramente definidas para la infraestructura compuesta automática – ayuda. La capacidad es un recurso valioso. Pero todavía tenemos que aprender a utilizarlo eficientemente en un entorno Cloud», concluye el director de Estrategia en IONOS.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!