Web
Analytics

Chromebooks: el sigiloso pero exitoso progreso de un nicho

chromebooks

Lejos de las grandes cifras de ventas de los líderes del mercado PC, los portátiles basados en el sistema operativo de Google van creando su propio nicho con éxito. Un espacio que el año pasado aumentó un 74% gracias a la demanda generalizada de equipos además de una estrategia de colaboración con fabricantes que está funcionando. Los Chromebooks ya son la nueva normalidad.

El año pasado se vendieron casi 30 millones de Chromebooks, según las cifras aportadas por Finaria, un 74% más que en 2019 que se alcanzó los 17 millones de equipos vendidos. Un montante que fue especialmente significativo en el último trimestre del año cuando se entregaron 11,2 millones de equipos con Chrome OS. Esto supone un crecimiento del 287% si lo comparamos con el mismo periodo de 2019.

El año pasado se vendieron casi 30 millones de Chromebooks

La demanda fue relevante en el entorno de educación. Un segmento que tuvo que adaptarse a la formación online y donde tanto estudiantes como profesorado tuvieron que digitalizarse a marchas forzadas. El Chromebook se convirtió así en una alternativa a medida que aumentaban los presupuestos para la compra de equipos. De hecho, ya en junio se apuntaba a que Chrome OS superaría la demanda de los modelos con Windows durante el 2020.

Con esta aceleración desde TrendForce esperan que para este 2021 el número de Chromebooks vendidos alcance los 40 millones con un crecimiento interanual del 37%. Una ventas que principalmente se darán en Estados Unidos, el país dominante en la demanda de estos portátiles, pero que se expande cada vez más rápido por el resto del mundo. Esto supondría quedarse con una cuota de mercado del 18,5% que subiría desde el 14,8%, conseguido en 2020.

Un universo de colaboraciones

Pero los Chromebooks no hubiera llegado tan lejos de ser solo por Google. El gigante, al igual que ya hizo con su sistema operativo móvil, ha sabido sacar partido a la imagen y trayectoria de grandes fabricantes para impulsar sus equipos. Así, las colaboraciones con OEM son parte de su éxito.

Aunque el primer Chromebook llegó de la mano del propio Google en 2010, no hizo falta más que un año para que Samsung comenzará a trabajar en sus propios portátiles basados en Chrome OS. Ya en 2011 se hizo partner del gigante de Mountain View al en los años posteriores le siguieron otras marcas como Acer, Dell, ASUS, Lenovo o HP. Una estrategia que les ha salido bastante bien tal y como podemos ver en el gráfico.

HP lidera las ventas de Chromebooks con 9,4 millones de equipos vendidos y un 31% del cuota. Por detrás, Lenovo dejó en el mercado 6,8 millones de Chromebooks quedándose con un 22% del nicho. En una situación muy similar Dell y Acer que enviaron más de 4 millones de portátiles repartiéndose un 14 y 15% del segmento, respectivamente. Un 6% de la cuota restante fue para Samsung con 1,9 millones de modelos vendidos.

Así, prácticamente todos los grandes se han sumado a esta propuesta en la que se proponen como un alternativa Linux al, con permiso de macOS, monopolio de Windows. De hecho, por primera vez en la historia cayó la cuota de mercado de Windows por debajo del 80%.

El éxito que podría llegar más lejos

Más allá de la buena acogida en el sector por parte de los OEM, los Chromebooks tienen muchos más incentivos para ser un apuesta comercial de éxito. Son equipos que parten de un concepto donde la simplicidad, facilidad de uso, administración o seguridad son claves.

El enfoque total hacia la nube hace que estos equipos estén pensado por y para trabajar online. Tanto las aplicaciones como todos los elementos están pensados para estar en el cloud lo que por un lado, aporta facilidad de uso por un interfaz centralizado y por otro, rendimiento al ser ejecutado en Internet.

Esta propuesta sencilla y basada en la nube dentro de un equipo de prestaciones suficientes para trabajar online o visualizar vídeos lo hacen un aliado perfecto en contextos de necesidades básicas como las aulas o el hogar. Y es justo en estos entornos donde encuentra a sus mayores clientes.

La distribución de los Chromebooks no estan buena coomo la de Windows o macOS

Sin embargo, la distribución de los Chromebooks no es tan buena como la de Windows o macOS y eso afecta directamente a sus ventas. Pese a la popularidad de Google dentro de la Red, fuera, en las estanterías de las tiendas donde realmente se libra la batalla comercial, no es tan fuerte. Ni en las más pequeñas donde muchas veces no llega ni en las grandes superficies donde el imperio Windows reina. Por si fuera poco, sus tiendas oficiales, en la mayoría de los casos online, no llegan a todas las partes del mundo, al igual que todo el catálogo de equipos.

Por último no nos podemos olvidar que este tipo de equipos presenta limitaciones para una parte de usuarios. Aunque la evolución del sistema ha ido mejorando, sigue siendo una tecnología minoritaria con todo lo que eso conlleva a nivel de soporte, aplicaciones y demás.

Imagen inicial | Brooke Cagle

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!