La tecnología como valor para el bienestar en la atención sanitaria

atencion-sanitaria

Construir una atención sanitaria de calidad es sinónimo de una mejor vida para pacientes, familias y profesionales. Un terreno donde la tecnología es un aliado para impulsar un nuevo modelo de beneficio para todos los involucrados.

Las soluciones tecnológicas proponen una atención sanitaria más individualizada, más concisa, más inmediata e incluso, más cercana. Todo ello redunda en mejores diagnósticos, tratamientos y recuperaciones para todo tipo de enfermedades y diagnósticos.

Además, la atención sanitaria también mejora impulsando unos mejores servicios no asistenciales. En este sentido, José Enrique Aguilar, director de la división de Sanidad de ISS España explica: “Servicios como limpieza, mantenimiento, logística, diseño de espacios o gestión de los residuos, se convierten en una pieza clave para mejorar el sistema sanitario”.

 

Hoja de ruta para una atención sanitaria más humana

Tender hacia una atención sanitaria más humana y más cercana es el camino que marca el primer Decálogo sobre Bienestar Sanitario de ISS. La hoja de ruta propone medidas y actuaciones concretas para impulsar un nuevo modelo de atención sanitaria.

La innovación sanitaria es un punto más a tener en cuenta en el bienestar de pacientes, familias y profesionales. Unas soluciones que deben adaptarse a las necesidades de los profesionales sanitarios y no sanitarios. Respecto a esto Dr. Gabriel Heras, médico intensivista y presidente de la Fundación Humanizando la Sanidad, quien también ha destacado que “la implementación de programas de apoyo y la promoción de un ambiente laboral saludable, son esenciales para asegurar la calidad de los cuidados que brindan”.

Por supuesto, el paciente y su familia también es otro punto clave para el bienestar de la atención sanitaria. Y aunque pueda parecer paradójico, la tecnología también puede humanizar esta gestión. Gracias a las pantallas, por ejemplo, podemos personalizar mensajes para pacientes hospitalizados o crear consultas digitales para aquellos que cuenta con una hospitalización domiciliaria. Y esto es tan solo un par de ejemplos.

En este contexto, la concepción, diseño y gestión de los espacios son determinantes para crear entornos más agradables, que contribuyan a mejorar la eficiencia y la productividad de los profesionales y, al mismo tiempo, potenciar la salud física, mental y emocional de todos los usuarios. Un factor donde las soluciones tecnológicas vienen a aportar beneficios fundamental y pueden convertir en un crucial para acelerar la recuperación del paciente y mejorar su experiencia durante su estancia en el centro hospitalario.

Aprovechar las oportunidades que ofrece la tecnología permitirá mejorar la seguridad, el control de la calidad, la optimización de los recursos o la eficiencia de los procesos. Para ello, es vital, como apuntan en el decálogo, que todos los colectivos estén especializados y formados.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.