Web
Analytics
Actualidad, Tecnología

Samsung tiene que retirar casi tres millones de lavadoras

Lavadoras Samsung

Samsung America ha programado un programa de revisión para 2,8 millones de lavadoras de carga superior al registrarse 733 casos confirmados de vibración excesiva que pueden poner en riesgo la seguridad del consumidor.

Todo apunta a un fallo de diseño presente en 34 modelos de lavadoras de Samsung, vendidas entre 2011 y 2016 (casi todas en Estados Unidos) en Home Depot, Best Buy, Lowes, Sears y otras tiendas de electrodomésticos.

El fallo provoca un exceso de vibración y/o desprendimiento de los componentes, como la tapa que ha salido volando en algunos casos provocando lesiones a nueve clientes. «Esto puede ocurrir cuando se utiliza un ciclo de centrifugado de alta velocidad para la ropa de cama, la resistente al agua u objetos voluminosos y representa un riesgo de lesión para los consumidores». explica la compañía. 

El programa de revisión ofrece a los clientes diversas opciones: una reparación gratuita en casa que refuerza la tapa de la lavadora, un descuento en la compra de una nueva lavadora o el reembolso completo de la máquina. «Nuestra prioridad es reducir los riesgos de seguridad en el hogar y proporcionar a nuestros clientes opciones», dice John Herrington, vicepresidente de Samsung en Estados Unidos. El clinete puede comprobar si su modelo está en la lista de los revisados visitando el portal del regulador CPSC.

A perro flaco, todo son pulgas

Aunque estos casos de retirada preventiva de productos han sucedido desde el comienzo de los tiempos y seguirán ocurriendo en el futuro sin que ninguna empresa esté a salvo de ellos, en Samsung el problema de las lavadoras llega después del desastre del Galaxy Note 7, un terminal destinado a ser el mejor phablet del mercado y que ha puesto contra las cuerdas a la compañía, ha provocado una caída en el beneficio del 30% y un daño de imagen de marca incuantificable.

El caso de las lavadoras ahonda en la herida y pone en duda si los planes de diseño y control de calidad son los adecuados en Samsung. J. K. Shin, presidente de la compañía, se disculpó con los accionistas y los consumidores por lo sucedido con el Note 7 y dijo que era “inaceptable” que la compañía no cumpliera con sus propias normas de garantía de calidad.

Samsung espera retomar la senda ascendente en próximos trimestres: “En el negocio móvil, la compañía se centrará en la expansión de las ventas de nuevos productos insignia con un diseño diferenciado y características innovadoras, así como recuperar la confianza de los consumidores“. Tras el problema con las lavadoras el esfuerzo tendrá que ser mucho mayor.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Juan Ranchal
Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro del canal de distribución. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!