Web
Analytics

Hardware as a Service: qué podemos aportar

hardware_as_a_service

Aquellos partners más tradicionales todavía piensan en el hardware como aquellos equipos, servidores o pantallas que venden y punto. Pero ¿Qué pasa cuando le añadimos la coletilla as a Service? Pues que le añadimos un extra en el que la factura se incrementa a la vez que lo puede hacer la fidelización y satisfacción del cliente.

El concepto de hardware as a Service no es nuevo. Habituados ya al SaaS, IaaS o PaaS, el HaaS se une a este ecosistema en el que el valor de los servicios es el punto clave para triunfar. Más aún en un terreno donde tanto pymes como grandes corporaciones siguen necesitan “hierro” donde almacenar sus crecientes datos digitales o desde donde gestionar sus aplicaciones cloud.

Con un gasto previsto para este año en dispositivos de 589 millones de dólares junto con una parte de los 175 millones de dólares que se invertirán en centro de datos, obviar el hardware frente al software o los servicios sería un craso error. Y es ahí donde actualizar la forma de vender hardware debe ser ya una propuesta más en nuestro catálogo.

Esta tendencia no se quedará en casa del cliente final. De hecho, IDC estima que el 40% de los grandes fabricantes industriales y el 20% de los dedicados a farmacéutica o alimentación se decantarán por opciones de producto as a Service para 2018. Una puerta abierta a la colaboración tecnológico más allá del clásico proveedor TI.

Cada vez más ofertas

El hardware as a Service es una oportunidad más para los partners de canal. Así lo han visto los fabricantes que están proponiendo opciones para que sus vendedores se puedan adaptar. Un beneficio que redunda no solo en sus ingresos sino también en el beneficio del cliente final.

En este sentido, ya vemos ofertas como la de HP que aúna dispositivos y servicios o Microsoft que añade la modalidad de suscripción a su Surface. Referencias dentro de un sector que va lento pero seguro hacia el hardware as a Service. 

Se difuminan los límites del software, servicios y hardware

Pero ¿Qué aportan estas propuestas? Sobre todo, flexibilidad y garantía. Elasticidad para proponer solucionado cuándo y dónde lo necesiten, además de garantía de continuidad para una tecnología con fecha de caducidad. Conceptos que las empresas cada vez reclaman más a sus proveedores y donde las alternativas de pago por uso y suscripción ayudan a vender.

El hardware as a Service además difumina los límites entre software, servicios y el propio hardware. La tendencia del mercado hacia las soluciones hace que las propuestas cada vez sean más integrales.

En definitiva, el hardware as a Service se acomoda a la nueva era de transformación digital. Un momento en el que los partners necesitan ser más elásticos para seguir vendiendo aquellos dispositivos que siempre van a hacer falta.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!