Web
Analytics

Sueños reales gracias a la nube, la IA y la realidad mixta

La computación en la nube ha marcado desde sus inicios un importante avance que se ha dejado notar en una gran cantidad de proyectos, un tema sobre el que ya tuvimos ocasión de hablar en artículos anteriores y sobre el que además os dimos tres interesantes predicciones en este artículo. Un asunto que toca de lleno al canal de distribución inmerso en la obligada transformación digital.

Sin embargo, la computación en la nube está compartiendo cada vez más su protagonismo con otras tecnologías muy importantes que están marcando un antes y un después en el sector tecnológico: la inteligencia artificial (IA o AI por sus siglas en inglés) y la realidad mixta.

El uso individual o conjunto de estas tecnologías ha permitido el desarrollo de proyectos que hace años no eran más que simples sueños imposibles de alcanzar con los medios disponibles. En este artículo queremos aprovechar para hacer un repaso a algunos de los más relevantes.

Chatbots sociales basados en sistemas de inteligencia artificial

El sector de los chatbots ha experimentado un importante desarrollo gracias a la computación en la nube y a la inteligencia artificial. Ambas tecnologías han permitido el desarrollo de modelos capaces de mantener conversaciones de forma más natural y ha generado una gran cantidad de oportunidades.

Uno de los mejores ejemplos lo tenemos en el chatbot social Ruuh que el equipo de Microsoft desarrolló específicamente para la India. Ruuh es capaz de prestar ayuda a los tejedores artesanales que viven en las comunidades rurales en sentido amplio, ya que les guía a la hora de afrontar nuevas aventuras empresariales mediante la generación de patrones de diseño y la entrada de imágenes y de colores con la ayuda de redes neuronales (aprendizaje profundo).

El reto de democratizar la realidad mixta

Uno de los objetivos más importantes que hemos visto durante los últimos meses en el sector tecnológico ha sido el empuje de las soluciones de realidad virtual, un mercado en el que algunos fabricantes han preferido apostar directamente por la realidad mixta.

La realidad mixta implica el uso de soluciones de realidad virtual y soluciones de realidad aumentada, combinadas en un único dispositivo para ofrecer lo mejor de los dos mundos. El mejor ejemplo a día de hoy lo tenemos en las HoloLens de Microsoft, un dispositivo que debemos considerar como el primer paso hacia ese gran objetivo de democratizar (poner al alcance de todos) la realidad aumentada.

Asegurar el derecho a la existencia con la identidad digital

Los Derechos Humanos se encuentran reconocidos en instrumentos internacionales reconocidos por multitud de Estados pero el primer pilar en ese sentido debe ser asegurar la propia existencia de la persona garantizando su propia identidad.

Este objetivo puede ser muy complicado en países en vías de desarrollo donde hay una dependencia total del papel un bajo nivel tecnológico. Por suerte tecnologías como blockchain y Microsoft Azure están haciendo posible la creación de una identidad digital que permitirá a cada persona tener reconocida su existencia.

Sistemas de aprendizaje profundo para ayudar a otros

La inteligencia artificial depende en gran medida del aprendizaje profundo, una técnica que básicamente consiste en la mejora de la primera gracias a su “alimentación” mediante datos e informaciones contenidos en diferentes archivos.

Gracias a las enormes bases de datos dedicadas a enfermedades complejas y actualmente incurables está siendo posible desarrollar sistemas de inteligencia artificial que no dejan de aprender para conseguir un objetivo muy importante; lograr una cura, un tratamiento que permita mejorar la vida de los pacientes o un mecanismo de prevención que reduzca la mortalidad de enfermedades y problemas de salud graves.

Inteligencia artificial y granjeros alrededor del mundo

La inteligencia artificial aplicada a la agricultura ha abierto un nuevo rayo de esperanza en el sector gracias a la mejora de dos claves fundamentales; reducción de costes y mejora de la productividad de las granjas.

Como en muchos otros casos de aplicación práctica de sistemas de inteligencia artificial éste no busca sustituir al conocimiento y la experiencia humana sino complementarlo. Los datos recopilados con sistemas avanzados, como drones por ejemplo, pueden ser almacenados en la nube y su análisis por parte de algoritmos concretos ofrece a los granjeros una información muy útil que les permite tomar las decisiones que crean convenientes para sacar el máximo partido a sus cultivos.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Isidro Ros
Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro del canal de distribución. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!