web
statistics
Actualidad, Tecnología

Ataques sin malware, así funciona esta nueva amenaza

La seguridad se ha convertido en una preocupación creciente en todos y cada uno de los sectores relacionados directa o indirectamente con la tecnología. El canal no ha sido una excepción, pero la creciente apuesta por una mayor protección ha llevado a los cibercriminales a optar por los ataques sin malware.

Los ataques sin malware se han convertido en una realidad durante todo 2017 aunque su extensión no ha sido demasiado elevada y se espera que se disparen realmente a lo largo del próximo año.

Este tipo de ataques son consecuencia directa de esa mayor inversión en herramientas de seguridad tradicionales y de la mayor conciencia del valor de las actualizaciones, dos claves que en conjunto permiten hacer frente de forma sencilla a las amenazas de seguridad tradicionales conocidas como malware de forma genérica.

En las amenazas de seguridad sin malware (“malwareless” en inglés) recurren a una gran variedad de técnicas que pueden ser más o menos conocidas. Una de las más habituales es el phishing, que se caracteriza por suplantar la identidad de una fuente de confianza para engañar a la víctima y robarle información importante.

Otra que está adquiriendo un gran peso son los ataques de fuerza bruta, también un viejo conocido en el mundo de la seguridad que supone la introducción reiterada de diferentes contraseñas de forma continuada hasta que se consiga descubrir la correcta.

En este artículo de PandaLabs explican el tema al detalle y constatan que el futuro de la seguridad en el canal pasa por las soluciones que protegen tanto del malware como de los ataques sin malware.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Isidro Ros
Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro del canal de distribución. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.
  • Juan Carlos Gonzalez Figueroa

    Hay sitios en que la fuerza bruta no tiene mucha relevancia, ya que se tienen por ejemplo cinco intentos para ingresar la contraseña si uno se equivoca en las cinco debe esperar una hora.