Web
Analytics

Fin del geobloqueo: un impulso al comercio electrónico europeo

comercio_electrónico_europa

Tras una larga espera, a partir de este 2018, los usuarios de la Unión Europea podrán realizar compras a través de Internet en páginas web de cualquier país comunitario independientemente de su lugar de origen. Una medida que abre las puertas a nuevas oportunidades para el comercio electrónico.

Muchos usuarios de la Unión Europea que realizan sus compras a través de Internet se encuentran con el denominado ‘geobloqueo’, que impide el acceso a las páginas web de otro país o se les redirecciona a otra página al detectar que se conectan desde un país comunitario distinto al que ofrece el producto o servicio. Hasta ahora.

La Comisión Europea ha dado finalmente luz verde a las medidas que impiden este bloqueo permitiendo que cualquier usuario pueda comprar productos a través de Internet independientemente del país desde el que lo haga. Se trata de una medida muy solicitada por los usuarios ya que, los precios de un mismo producto pueden variar según se realice la compra en un país u otro.

Los vendedores online tienen nuevos aspectos legales que tener en cuenta

Las nuevas medidas adoptadas contemplan tres aspectos que las firmas dedicadas al comercio electrónico deberán tener muy en cuenta. Por un lado, estos vendedores online no pueden negar el acceso a su página web desde otro país ni redireccionar al usuario a la página web local si el propio usuario no ha dado su consentimiento. Se trata de un gran avance para los internautas comunitarios que ven así cumplido su objetivo de ir hacia un mercado digital único y real, en el que no haya fronteras a la adquisición de productos en cualquier país de la Unión.

Otra de las nuevas medidas adoptadas es que los organismos comunitarios vetarán las prácticas de geobloqueo cuando no esté justificado así como la exclusión de la discriminación en medios de pagos. Este punto también resulta de gran interés ya que, hasta ahora, muchas de las páginas web de comercio electrónico también prohibían la compra en función de la tarjeta de crédito, si ésta estaba expedida en un país distinto al del proveedor de la venta por Internet.

compras on-line en Black Friday 2017

Auge de las ventas online

Con estas medidas no sólo se contentará a aquellos usuarios que llevan años pidiendo el fin de las restricciones en las compras a través de Internet en función de su localización geográfica. También supondrá nuevas oportunidades para la venta online en toda la Unión Europea. Según los datos del informe de la Sociedad Digital en España 2017 publicado por Fundación Telefónica, en España, el volumen del comercio electrónico creció en 2016 un 20,8%, un ritmo de crecimiento similar al del resto de países europeos, y alcanzando los 24.000 millones de euros.

Se trata de unas cifras muy optimistas tras unos años en los que el comercio electrónico se había visto notablemente afectado por la crisis económica global. Sin embargo, la mejora en las perspectivas económicas, unido a otros factores, entre ellos, la mejora de las conexiones, la proliferación del uso de Internet móvil y la optimización de las páginas web dedicadas al comercio electrónico, están contribuyendo a este auge de las compras online.

El volumen de ventas online en España creció un 20,8%

Ahora, también se espera que las medidas adoptadas a nivel europeo eliminando las restricciones regionales contribuyan a incrementar el volumen de las compras a través de Internet y, de forma muy especial, aquellas que se hacen desde países diferentes al del origen del proveedor. Si actualmente solo el 8% de los vendedores permite realizar ventas transfronterizas, este porcentaje aumentará considerablemente, así como el de aquellos usuarios que actualmente realizan compras online en páginas web de otro país de la Unión Europea, una cifra que hoy solo llega al 15%.

Un nuevo panorama

Todas estas novedades regulatorias también pueden abrir nuevas puertas a las figuras que operan en el mundo del comercio electrónico. Si hasta ahora muchos vendedores apostaban por realizar sus ventas en la zona Euro a través de gigantes como Amazon o eBay, este panorama podría cambiar significativamente.

En nuestro país, Amazon se erige como líder en comercio electrónico, seguido de eBay, y pocas compañías consiguen alcanzar las cifras que cosechan. Un éxito en el que su ecosistema de terceros vendedores desempeña un papel crucial que no solo ha reforzado el papel de liderazgo de ambas compañías, sino que ellas mismas han conseguido disfrutar de un incremento en su facturación.

Con la nueva normativa de la UE, el papel de los vendedores cambiará sustancialmente, si bien habrá que esperar hasta comprobar hasta qué punto puede afectar a la competencia y al incremento del negocio de todos ellos.

Contenidos digitales, una asignatura pendiente

Sin duda, esta apertura de fronteras para las compras a través de Internet dentro de la Unión Europea ha sido una de las grandes noticias con las que comienza este 2018. No obstante, aún queda mucho trabajo por hacer dentro y fuera del canal TI ya que las peticiones de los internautas no se han cumplido totalmente.

Y es que, estas medidas aprobadas por la Comisión Europea solo son aplicables a bienes, por lo que, de momento, el sector de transportes, servicios financieros minoristas y servicios audiovisuales quedan excluidos. No obstante, otros servicios como los de carácter más tecnológico tales como los de almacenamiento en la nube o los de alojamiento web sí estarán sujetos a la nueva normativa.

De esta forma, no se aplicará a uno de los segmentos más demandados por los usuarios como es el de los contenidos digitales protegidos por derechos de autor como los videojuegos, películas, libros y música.

No obstante, la Comisión Europea seguirá trabajando para que esta libertad de compra, o pago por servicios, también llegue a ellos, aunque uno de los puntos más complicados que parece estar retrasando el avance de esta eliminación de restricciones es el precio de estos servicios y contenidos. El temor a una igualdad de precios en todos los países de la Unión lleve a una subida de los mismos es uno de los puntos clave a estudiar.

Por el momento, la nueva normativa hasta ahora aprobada necesitará de nueve meses para su entrada en vigor, por lo que se espera que su aplicación definitiva llegue a finales de este 2018.

Imagen inicial | Denys Nevozhai

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!