Web
Analytics
Actualidad, Seguridad

Cómo una impresora puede ayudar a proteger los datos

MFC-L9570CDW Details_88

En pleno período de adaptación a la GDPR, las empresas son más conscientes que nunca de la necesidad de proteger sus datos. Los denominados como “oro” de los negocios se han convertido en uno de los bienes más valiosos de las compañías y donde reside una buena parte de su diferenciación. Entonces ¿por qué no protegerlos desde todos los dispositivos de trabajo?

Evitar que ciertos archivos caigan en las manos equivocadas o eliminar ciertos riesgos que podemos correr si no protegemos bien la información de nuestros clientes son los principales retos que se tienen alrededor de los datos corporativos.

A estos retos se suma el propio que impone el nuevo Reglamento de Protección de Datos donde la UE se vuelve más exigente a la hora de tratar, almacenar y gestionar la información personal de los ciudadanos europeos.

Como partner TI tenemos claro estas premisas que atañen a la información manejada en un ordenador, tablet o smartphone. Sin embargo, no siempre somos conscientes de que hay otros dispositivos como las impresoras por las que pasan numerosos documentos confidenciales que debemos gestionar y proteger con la misma cautela.

Y es fácil que a un cliente se le olvide un documento escaneado o un USB con el que acaba de imprimir. Acciones cotidianas donde se pone en riesgo la información sensible.

Imprimir y proteger los datos

Tan solo una cuarta parte de las empresas cuentan con un parque de impresión protegido. Un índice que debemos ver cómo una oportunidad en la es vital sensibilizar a los clientes a la vez que les mostramos las propuestas más innovadoras.

En este sentido, Brother propone diferentes funcionalidades para securizar la información que pasa por estos equipos. Entre las herramientas destaca Impresión Segura. Integrada en la mayoría de sus dispositivos, está pensada para pequeñas empresas que imprimen documentos confidenciales de forma ocasional o equipos compartidos. A la hora de imprimir con esta función actividad, el equipo pedirá una contraseña que se deberá teclear para liberar el archivo.

Para empresas que necesitan más seguridad añadida, Brother ofrece Secure Print+. Con esta función, los empleados acceden a sus trabajos de impresión a través de una tarjeta personal con tecnología NFC.

De cara a la administración de los equipos, el fabricante incluye en su oferta el bloqueo seguro de funciones. Desde el mismo se puede determinar un acceso personalizado a las distintas funciones de los equipos de impresión para cada uno de los usuarios a través de contraseñas personalizadas.

En otros casos, los datos que se utilizan pueden ser interceptados cuando se envían a la impresora. Para estos casos, los dispositivos Brother cuentan con sistemas de encriptación de seguridad de capa de transporte (TLS) y encriptación Secure Socket Layer (SSL).

Más información | Seguridad en Brother

Contenido elaborado en colaboración con Brother

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!