Web
Analytics
Actualidad, Área Práctica

¿Cerramos por vacaciones?

vacaciones_negocio_empresa

Con la subida de temperaturas y la entrada casi oficial del verano llegan nuevamente las mismas incertidumbres de siempre: ¿aprovechamos y cerramos la persiana para descansar u optamos por permanecer pseudoabiertos? Aunque todo dependerá de muchos factores aquí te damos una serie de pros y contras de cada una de las decisiones.

La flexibilidad horaria, el teletrabajo y la tecnología, en general, nos lleva cada vez más a estar conectados y trabajar siempre. Aún así el período estival invita a la relajación y descanso tanto por parte de los proveedores como de los clientes. Entonces ¿cerramos por vacaciones o no? La compañía Gluppi nos lo bueno y lo malo de las dos visiones:

Si no cerramos…

  • Flexibilidad y conciliación: Un gran beneficio es la flexibilidad para organizar el horario de trabajo y la posibilidad de movilidad, que hace que se aumente la productividad.  Esto hace que se facilite la deseada conciliación que solicitan el 90% de las  familias españolas. El poder adaptar los horarios a las necesidades familiares, consigue que los trabajadores pueden aprovechar mejor su tiempo.
  • Positivo siempre con organización, responsabilidad, evitando distracciones: Poder trabajar desde cualquier punto, disfrutando de un lugar con mar o montaña es positivo para el empleado, siempre que exista una organización tanto de trabajo, como de tiempo personal, evitando distracciones en el tiempo dedicado para el desempeño de trabajo. Es importante tener una rutina diaria, fijar una hora de levantarse, importante vestirse para trabajar y tener una hora concreta para comenzar las actividades laborales. Es recomendable realizar paradas de 5-10 minutos para descansar; y mantener el horario de comida y de fin de jornada.
  • Ahorro para todos: Se consigue una mayor eficiencia en el uso del tiempo para el trabajador (se ahorra en desplazamientos, paradas de mediodía, etc.)  y eso mejora de la salud y satisfacción laboral y beneficia el ahorro de costes (materiales y alquileres de espacio, gastos estructurales, etc.)
  • Cliente feliz: Poder atender al cliente en todo momento es muy importante para el beneficio de la compañía.
  • Compañerismo: Si se da la facilidad a los demás compañeros de estar disponible, dentro de unos límites que no interfieran en los momentos de disfrute y vacacionales, para poder poner solución a los problemas que puedan surgir, se consigue beneficio para todos.

Si cerramos…

  • No desconexión: no saber parar a tiempo es un gran error, que no sólo incide a la calidad de trabajo, sino también en la vida personal y eso afectará en la productividad y felicidad del empleado.
  • Demasiada desconexión con el resto del equipo o con clientes al no poder atenderles de manera física.
  • Menos productividad: Pueden existir problemas de productividad por tener que trabajar desde casa en condiciones que muchas veces no son óptimas. No contar con un espacio adecuado y trabajar en el mismo sitio que juegan los niños igual no es la mejor idea si tenemos que llamar a clientes.
  • Sentimiento de soledad: al no compartir un espacio de trabajo con otras personas, y el posible aislamiento, también puede ser uno de los inconvenientes del trabajo flexible en vacaciones.
  • Cambio de cultura: España, aún a la cola en  cultura del flexible working. Nuestro país está aún por detrás de los demás países cuando nos referimos a los nuevos sistemas de trabajo.
  • Y el gran obstáculo: el difícil acceso a la información y la falta de opciones tecnológicas.

Imagen | Raphaël Biscaldi

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!