Web
Analytics
Actualidad, Canal, Tecnología

Red Hat OpenShift lleva la virtualización a la Era Cloud-Native

Red Hat OpenShift

Red Hat ha anunciado la disponibilidad de Red Hat OpenShift 4.5, la última versión de la plataforma de Kubernetes más completa de la industria. Esta nueva versión incluye OpenShift Virtualization, y está diseñada para ayudar a las organizaciones a eliminar las barreras entre las aplicaciones que se encuentran en las infraestructuras tradicionales y las nativas en la nube (cloud-native), afianzando el control sobre los recursos distribuidos.

Según Gartner, «en 2022, más del 75% de las organizaciones a nivel mundial estarán ejecutando contenerización de aplicaciones en producción, lo que supone un aumento significativo con respecto a 2019 que era de menos del 30%”. Si bien en este informe se indica que las aplicaciones cloud-native son el futuro de la innovación empresarial y el foco de atención del desarrollo de nuevas aplicaciones, muchas organizaciones siguen haciendo grandes inversiones en aplicaciones esenciales para el negocio que se ejecutan en las tradicionales máquinas virtuales (VMs).

Red Hat OpenShift ahora incluye OpenShift Virtualization, una nueva función de la plataforma que permite a las organizaciones de TI llevar las cargas de trabajo estándar basadas en VM a Kubernetes, ayudando a eliminar los silos de cargas de trabajo y de desarrollo que existen normalmente entre los stacks de aplicaciones tradicionales y los nativos de la nube.

Derribando muros entre las cargas de trabajo cloud-native y las tradicionales

Presentado por primera vez en el Red Hat Summit 2020 como una función Technology Preview, OpenShift Virtualization está disponible para entornos de producción, como parte de Red Hat OpenShift, sin ningún coste adicional.

Procedente del proyecto de código abierto KubeVirt, OpenShift Virtualization permite a las organizaciones desarrollar, desplegar y gestionar aplicaciones en máquinas virtuales junto a contenedores y funciones serverless, todo ello en una moderna plataforma de Kubernetes que se ejecuta en una infraestructura bare-metal, llevando los modelos de aplicaciones tradicionales a un modelo de innovación abierta, y permitiendo a los clientes transformarse realmente a su propio ritmo.

Poniendo tanto las aplicaciones tradicionales como las nuevas en la misma arquitectura, OpenShift Virtualization proporciona una experiencia de desarrollo consistente y agiliza la capacidad de una organización de ofrecer rápidamente innovación. Una vez que las máquinas virtuales se migran y son gestionadas por Red Hat OpenShift, pueden ser contenerizadas con el paso del tiempo o mantenerse como máquinas virtuales.

Esto permite a los usuarios desarrollar y entregar aplicaciones híbridas construidas en contenedores y máquinas virtuales para que se ejecuten en paralelo en la misma plataforma.

Red Hat OpenShift

Mayor flexibilidad y posibilidades de elección de la infraestructura subyacente

Red Hat OpenShift 4.5, además, incorpora la automatización del stack completo para los despliegues sobre VMware vSphere, facilitando el despliegue de Red Hat OpenShift en todos los entornos de vSphere actualmente soportados. Con la automatización del stack completo, el administrador sólo necesita proporcionar las credenciales para un despliegue de vSphere, y el instalador suministra todos los recursos necesarios, permitiendo una experiencia de configuración inicial más rápida y una gestión y mantenimiento continuos más sencillos.

Esto se suma al soporte existente de OpenShift para los despliegues de VMware vSphere en infraestructuras preexistentes, lo que proporciona flexibilidad a los administradores para desplegar OpenShift en entornos de vSphere altamente personalizados.

Con el tiempo, la experiencia de instalación de la automatización del stack completo se ha ampliado para incluir AWS,  Google Cloud Platform, Microsoft Azure, Red Hat Virtualization, y Red Hat OpenStack Platform, lo que permite a los clientes el despliegue de los clusters de OpenShift en las diferentes nubes y en local con la misma experiencia totalmente automatizada.

Ahora con la capacidad de automatizar completamente los despliegues de vSphere, Red Hat facilita a las organizaciones la ejecución de una plataforma empresarial de contenedores en una infraestructura virtual existente, lo que proporciona a las organizaciones más posibilidades cuando se trata de su plataforma de infraestructura subyacente.

Casos de éxito de Red Hat OpenShift

Más de 2000 clientes a nivel mundial usan Red Hat OpenShift para impulsar la infraestructura cloud-native, desde los que están empezando a explorar los beneficios de la contenerización de aplicaciones a aquellas organizaciones que ofrecen aplicaciones empresariales cloud-native en producción.

Más que una plataforma potente, escalable y flexible para transformar digitalmente las cargas de trabajo existentes, OpenShift también proporciona una plataforma para aplicaciones de última generación como (Inteligencia Artificial (AI) y Machine Learning (ML), servicios de datos y análisis, edge computing, entre otros.

Líderes de la industria como BBVACepsaCondis Supermercats,Santalucía Seguros y Santander se encuentran entre las organizaciones a nivel mundial que usan Red Hat OpenShift para apuntalar sus estrategias cloud-native para digitalizar sus operaciones y marcar la diferencia de sus servicios en un mercado cada vez más competitivo.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Avatar
Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro del canal de distribución. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!