Web
Analytics
Actualidad, Canal

Tu próximo aliado de negocio ¿una startup?

startup_tecnologia_partner_ti

Nadie puede negar que las empresas de nueva creación dirigidas a explotar la innovación son un nicho con mucho potencial. Unas organizaciones que son ya una forma más de crear una empresa y que conviven con las grandes corporaciones hablándoles de tú a tú. Pero ¿son el primer partner con el trabajaráis? Pues parece que cada vez mas.

Un estudio de Sapphire Venture evidencia la importancia de las startups para los CIOs. Un 85% de las empresas son proclives a trabajar con aliados de startups lo que supone un buen aliciente para introducir nuevas tecnologías y modelos de negocio en las empresas más tradicionales.

El auge también se nota en las inversiones. En un informe de la Fundación Innovación de Bankinter se cifra en un 22% más el importe captado en las inversiones de startups durante el primer trimestre de 2020. Un dato que, pese a la crisis y la caída de las inversiones en un 50%, no deja de ser revelador. En agosto, por ejemplo, se cerró con una inversión de 48 millones de euros, en un total de 18 rondas públicas en España.

No en vano, el mundo de las startups es cada día más amplio. Desde compañías que desarrollan aplicaciones para el usuario final hasta aquellas que cuentan con una tecnología de nicho muy profesionalizada. En este terreno cabe prácticamente todo pero con una condición: la tecnología como base. Aquí nos encontramos con ejemplos para todos los gustos: desde un Glovo que ha revolucionado la logística hasta un Idealista que acaba de ser vendido por 1.300 millones de euros pasando por otras como Capaball que utiliza la Inteligencia Articial aplicada a la formación.

Ventajas de trabajar con una startup

Las empresa emergentes o startups son grandes aliados a la hora de hacer negocios de forma ágil. Quizás esa una de los principales beneficios a la hora de hacer un partnership con estas organizaciones. La ausencia de grandes protocolos o diferentes departamentos que ralentizen las operaciones a desarrollar.

En este sentido, las startups suelen tener interlocutores muy claros. Un servicio de atención directo que nos facilitará el resolver cualquier incidencia o llegar a puntos en común rápidamente.

Teniendo la tecnología en el núcleo del negocio es muy sencillo que un partner TI se haga entender con estas empresas. Hablar el mismo idioma para llegar a un objetivo común adelanta mucho pasos. Además, yendo un paso por delante en la innovación es mucho más sencillo llegar a ofrecer aquellas soluciones innovadores que esperan nuestros clientes.

Por denominación las startups suponen un tipo de empresa que busca el crecimiento rápido por encima de todas las cosas. Es lógico entenderlo si sabemos que tienen un grupo de inversores detrás esperando a que den resultados. Una condición que podemos aprovechar para impulsar nuestras soluciones y aprovechar su tirón innovador en nuestros clientes.

Qué entender al ponernos delante de una startup

Puede que seamos también una pequeña compañía y esta denominación nos suene cercana o puede que seamos un gran integrador al que el mundo startup le pille muy lejano. En cualquier caso es necesario tener claro una serie de puntos a la hora de trabajar con una compañía emergente:

  • Su nicho, su especialización. Las startups suele escoger mercados muy concretos para desarrollar su negocio. Nichos donde son especialistas absolutos, pero en muchos casos no tienen poder para ofrecer coberturas completas.
  • Recursos limitados. A menudo su estructura es pequeña por lo que sus recursos tanto humanos como presupuestarios son limitados. Así, el poder de acción también lo será. Entenderlo será parte del proceso de saber qué les podemos pedir.
  • Tiempos rápidos. Los proyectos TI no se hacen de un día para otro pero tampoco las implementaciones tienen por qué necesitar años. La agilidad es un factor clave.
  • Solvencia no eterna. En el entorno de las startups es cierto que el índice de fracaso es muy alto. Tener esto en cuenta nos ayudará a pisar con más plomo en los proyectos para evitar males futuros.

Con todo esto presente, quizás el gran reto es dar con la startup que nos interesa y conseguir que esta sobreviva a la marabunta. Muchas no lo hacen no por no tener un buen producto sino precisamente por no saber llevarlo al mercado adecuado o estar en el momento acertado. Y es ahí donde debemos estar muy atentos a todas las señales para llegar a estas pequeñas empresas que pueden hacernos muy grandes.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!