Web
Analytics

Las 8 características que debería tener tu SOC

soc_empresas

El SOC o centro de operaciones de seguridad es un recurso que cada día ofrecen más proveedores de servicios tecnológicos, conscientes de la importancia que tiene la ciberseguridad en las empresas. Sin embargo, ni todos son iguales ni tienen los mismos elementos. Y ahí es donde podemos marcar un valor diferencial.

Aunque el SOC puede estar integrado dentro de un empresa, muchas apuestan por externalizar este servicio de supervisión y administración de seguridad para ponerlo en manos de un agente especializado. Con ello garantizan una máxima protección y gestión de su protección. En estos casos, los proveedores especializados deben rendir al máximo en un aspecto tan crítico como es la ciberseguridad.

Si como proveedor especializado en ciberseguridad contamos con un SOC para dar servicios a nuestros clientes, debemos revisar si reunimos las siguientes características claves:

  • Gestión de riesgos: herramientas y soluciones para poder identificar y toma decisiones en base a los procesos y actividades que realizan nuestros clientes, evaluando así el riesgo de las mismas.
  • Gestión de vulnerabilidad: herramientas y soluciones para identificar y gestionar las vulnerabilidades que se dan en el día a día de los clientes. Estas pueden estar en los servidores, equipos o elementos IoT, por ejemplo.
  • Gestión de incidentes: una vez que ocurre un ataque, tener los recursos para mitigar los efectos de esta amenazas y prevenir que vuelvan a ocurrir. Aquí además de la tecnología, es necesario contar con un equipo ágil y eficiente capaz de tomar decisiones.
  • Análisis: los cibercriminales cambian sus estrategias rápidamente. Así, no solo debemos proteger sino también examinar que esa protección es la adecuada en todo momento.
  • Compliance: reunir los recursos y requerimientos adecuados y acutalizados para mantener y proveer el servicio de seguridad más completo.
  • Análisis forense digital: tras un ataque es necesario poder reunir los elementos que hicieron posible que ocurriera para aprender y no volver a caer en el error. Para todo ello, los análisis forenses son cruciales.
  • Conciencia de seguridad y situación: proteger no es nuestra única misión sino también conocer el entorno en el que se mueven los clientes, qué comportamiento pueden ser peligrosos y cómo funcionan las amenazas que se ciernen sobre ellos. Todo ello aplicado a un asesoramiento personalizado y cercano.
  • I+D: innovar y estar en desarrollo continuo de nuevas herramientas y opciones para ser más eficientes y mejorar nuestro servicio.

Alrededor de todas estas características nos encontramos siempre la tecnología. Aquellas soluciones capaces de aportar la inteligencia, análisis, predicción y supervisión adecuada para que todo esté bajo control y las amenazas no sean más que anécdotas en un informe para nuestros clientes.

Además, no debemos asumir que por tener una tecnología en nuestro SOC ya estamos totalmente protegidos. El equipo humano y su capacitación así como las continuas mejoras que puedan ir integrando es tan importante como las herramientas que usemos.

Con todos estos instrumentos en la mano podremos ir evolucionando nuestro centro de operaciones para conseguir que sea el SOC moderno y eficiente que todo cliente necesita.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!