Web
Analytics
Actualidad, Opinión, Protagonistas

La sostenibilidad llega a los centros de datos

sostenibilidad_centros_de_datos

En los últimos años no hemos dejado de hablar de la transformación digital y de todo lo que conlleva este nuevo escenario, no solo a nivel tecnológico en los centros de datos, sino también en el plano económico y social. Una digitalización que nos llevará a un nuevo status quo sin lugar a duda y que trae aparejado una mayor sensibilización acerca del uso de recursos del planeta.

No hay vuelta atrás. El que no se ha subido a este carro de la transformación digital está condenado a desaparecer. Ya no solo hablamos de los grandes sectores o compañías, hablamos de autónomos, pequeños comercios y emprendedores, que han visto en la digitalización su nuevo modelo de negocio. Y es que, dentro de la digitalización, si hay un protagonista, es el dato. Esa información considerada “crítica”, dado su potencial para la toma de decisiones y que se ha convertido en lo que muchos llaman el nuevo “oro” del siglo XXI.

Un dato que tiene que ser almacenado, procesado, gestionado y analizado, y que entre más rápido tengas acceso al mismo, más ventajas competitivas empresariales te reportará. Pero para almacenar esa gran ingesta de información que generamos cada día -según datos del informe de Data Never Sleeps que afirmaba que cada persona en la tierra generaría 1.7MB de datos por segundo en 2020, sin olvidar que éramos algo más de 7.7 billones- necesitamos los centros de datos, infraestructuras que sostienen la digitalización de nuestras vidas y «la nube» que la hace posible, operando 24/7 durante todo el año.

El que no se ha subido a este carro de la transformación digital está condenado a desaparecer

Pero el uso excesivo de cualquier recurso sea natural o artificial tiene efectos secundarios. Algunos expertos ya habían advertido que llegaríamos a altos niveles de procesamiento de información, por lo que actualmente nos encontramos con unos centros de datos que necesitan cada vez más energía, lo que se traduce en más emisiones de gases de efecto invernadero. Y es que, según un estudio de la McMaster University en Canadá, el 45% de las emisiones de este tipo de gases de las TIC (que actualmente representan el 4% del total mundial y con perspectivas de alcanzar el 14% en el 2040), corresponde al funcionamiento de los centros de datos.

No es de extrañar, por lo tanto, que la misma Comisión Europea esté tomando medidas para contribuir a los objetivos globales de la UE. Y es que, un año después de la adopción por parte de la UE del Pacto Verde Europeo que busca convertir a la región en el primer espacio libre de gases de efecto invernadero para 2050, se crea El Pacto por la Neutralidad Climática de los Centros de Datos (Climate Neutral Data Centre Pact) en colaboración con la CE.

Una iniciativa que ya han firmado más de 20 proveedores de servicio de cloud y operadores de centros de datos, y que propone una autorregulación para que los centros de datos europeos se conviertan en climáticamente neutrales a lo largo de la próxima década.

Los objetivos de los impulsores de este Pacto por la Neutralidad Climática de los Centros de Datos pasan por:

  • Comprar energía 100% libre de carbono
  • Dar prioridad a la conservación del agua
  • Reutilizar y reparar servidores
  • Buscar formas de reciclar el calor

Demostrar que se está logrando la eficiencia energética de forma medible, también entra en los planes de un compromiso histórico para el sector tecnológico, que quiere liderar la transición hacia una realidad más atractiva para todos.

Hacia los centros de datos verde

Pero para ello, los centros de datos tienen que estar equipados con productos que ayuden a gestionar, refrigerar y alimentar las infraestructuras críticas de manera eficiente, optimizando el consumo de agua, de energía y de espacio. Por ejemplo, existen soluciones de refrigeración evaporativa que amplían el funcionamiento del freecooling indirecto a los meses más cálidos, extendiendo su aplicabilidad a todo el año, maximizando la disponibilidad del espacio interior y reduciendo el tamaño de la infraestructura eléctrica (lo que permite ahorros en gastos de capital de entre un 6% y un 8%).

vertiv_partners

Además, los controles de gestión térmica a nivel de sistema permiten que el centro de datos pueda reducir el consumo energético de forma inteligente. Por medio de estos controles y la avanzada tecnología del intercambiador de calor, la línea de gestión térmica permite que los clientes puedan alcanzar un valor nominal en la efectividad del uso de la energía tan bajo como 1,05.

También conseguimos mejoras importantes gracias a la utilización de soluciones para la protección del suministro eléctrico como los SAIs (Sistemas de Alimentación Ininterrumpida) que ofrecen un alto nivel de eficiencia y que en los últimos tiempos han ido adoptando baterías de iones de litio. Estas baterías han demostrado ser más respetuosas con el medio ambiente que las tecnologías de baterías tradicionales y tienen una duración tres veces mayor.

Además, colaboramos estrechamente con nuestros partners en la arquitectura y el diseño de los centros de datos para apoyar los objetivos de sostenibilidad de sus clientes.

Conforme surjan nuevas oportunidades para reducir el impacto en nuestro medio ambiente de los centros de datos, se desarrollarán nuevas innovaciones en la forma de gestionar la energía y la refrigeración que los sustentan, que apoyen los objetivos de sostenibilidad de nuestros clientes, de la industria y, por ende, de nuestro propio negocio.

vertiv_Vicente-Chiralt
Firmado por Vicente Chiralt, EMEA Senior Director, Field Marketing and Channel Marketing
Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!