Ciberseguridad multicapa ¿es necesario proveerla?

estrategia multicapa ciberseguridad

Proteger sistemas, aplicativos o infraestructuras es una demanda en alza donde la estrategia de una ciberseguridad multicapa es cada vez más necesaria. Con entornos cada vez más híbridos donde operan las empresas, los cibercriminales cuenta con un caldo de cultivo perfecto para encontrar diversas brechas por donde atacar.

La ciberseguridad multicapa se plantea como una de las estrategia a seguir para la protección de las empresas. Gracias a este enfoque se pueden controlar varios posibles puntos de ataque dentro de una organización y complicar una posible amenaza.

Este planteamiento abarca comúnmente tres capas que se establecen en la seguridad de red, la de endpoint y la de identidad de los usuarios. Sin embargo, el concepto se puede aplicar a cualquier tecnología de protección e incluso, integrar diferentes proveedores para conseguir una visión integral.

De cara a los MSP o partners de seguridad, la ciberseguridad multicapa propone un único espacio donde converger diferentes tecnologías o soluciones con las que trabajar la protección de los clientes. Un valor que puede mejorar el servicio ofertado, reducir el tiempo de inversión en el cliente y lo más importante, proveer una solución más robusta y preparada para mitigar cualquier ataque.

De la defensa reactiva a la proactiva 

Los proveedores de ciberseguridad son una bomba del marketing con numerosos conceptos que van renombrando para encumbrar los del momento y hacer desaparecer aquellos que ya no valen o se han explotado. Y en este contexto, la ciberseguridad multicapa es una herramienta más de acción.

La defensa planteada hace unos años se basaba en crear una fortaleza donde nadie pudiera entrar. Para ello, las empresas contaban con una solución endpoint o un firewall con el que creaban su foso y muralla de protección empresarial.

Actualmente, con la tendencia de trabajo en entornos on-premises combinados con nubes de todos los tipos ha construido espacios empresariales mucho más complejos y difíciles de gestionar. Más parecidos a un aeropuerto, los entornos empresariales están llenos de usuarios que entran y salen por diversas puertas, lo que dificulta su control y protección a partes iguales.

El planteamiento multicapa además se debe combinar con otras fórmulas cada vez más en boga. Hablamos de la propia seguridad gestionada que los MSP puede ofrecer a través de soluciones EDR o XDR con los que aumentar la capacidad de detección y respuesta frente a un ataque.

De hecho, los servicios TI van a más planteando el futuro de la ciberseguridad. El negocio que en Europa supone 96.000 millones de dólares y crece a un ritmo del 12%, con el entorno de protección en la cabeza de esta aceleración, siendo todavía el 13% de todos los servicios.

También la filosofía Zero Trust cada vez está más implantadas en las empresas españolas. Plantearse una estrategia de confianza cero supone otra fórmula para abordar la ciberseguridad empresarial, evitando confiar en cualquier cualquier usuario dentro y fuera de la red de una organización. Es una forma de abordar la seguridad que incluso, se puede combinar.

En cualquier caso, lo importante de una estrategia de ciberseguridad es que se amolde a los requerimientos de cada empresa. Personalizar y adaptar la ciberseguridad a cada contexto es clave y es el gran diferencial que puede aportar un partner. ¿Estás en ello?

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.