Web
Analytics

¿A qué te dedicarás en la tienda física del futuro?

tienda_física_tecnologia_trabajo

Hablar de futuro en el retail es hacerlo de robótica, analítica, gamificación o wearables. Todas ellas tendencias que comienzan a hacer sus pinitos en uno de los sectores más propensos a probar innovaciones. En todo este entramado tecnológicos, muchos vendedores se preguntarán ¿y yo? ¿cuál será mi papel en la tienda física del futuro? Vislumbramos la respuesta.

Lo primero hay que tener claro es que el rol del vendedor clásico cambiará. Lo que se comienza a atisbar en los grandes vendedores, dentro de unos años será una realidad palpable en todo el entramado comercial. Menos espacios físicos tradicionales y más áreas de valor experimental. Todo ello combinado con una experiencia omnicanal.

retail_funciones_tienda
Estudio de Avanade y EKN

El cambio lo tiene claro el propio sector. De hecho, un estudio Avanade y EKN Reserch extrae que el 60% de los retailers ven la tienda del futuro como un espacio temático para cuestiones específicas y el 56% como un punto logístico de apoyo al comercio on-line. En dos o tres años las compras tradicionales dejarán de tener tanta relevancia frente a establecimientos de exposición o servicios al cliente.

Administración y atención al cliente, tareas imperturbables para el vendedor

Pese a que los vendedores son conscientes de la transformación del punto de venta, estos no están tan concienciados con la evolución que deben experimentar. De hecho, los vendedores consideran que las funciones de los empleados en las tiendas físicas serán las mismas. Principalmente, tareas administrativas, labores de cara al cliente y trabajo de gestión. Áreas todas ellas donde los encuestados creen que es fundamental la fuerza humana pero donde la tecnología ha entrado de puntillas.

Tecnología de hoy y mañana

Tecnología y retail son realidades paralelas. Aunque quizás no tanto como quisieran algunos fabricantes TI, lo cierto es que estamos ante un sector que se mueve en favor de un cliente cada vez más exigente.

tecnologia_tienda_fisica_retail

Si en el terreno on-line las prioridades tecnológicas están en la plataforma o movilidad, las tiendas físicas están apostando por tecnologías relacionadas con la gestión de tiempos (58%), administración comercial (43%) y punto de venta móvil (41%). Algo menos de cuatro de cada diez vendedores cuenta con un sistema de análisis de tráfico, soluciones de movilidad amigables o servicios de Smart TV.

Un panorama que se espera que cambie en los próximos 2 años. El 57% invertirá en analítica de trabajo, el 56% en etiquetas de inventario inteligente, el 54% en soluciones de vídeo y el 53% en sistemas de Smart TV. Por encima de la mitad también prevé apostar por herramientas de realidad aumentada y gamificación, robótica, formación móvil y soporte omnicanal de pedidos.

Aunque serán más de la mitad de los vendedores los que se interesen por las nuevas tendencias que permitan automatizar el trabajo en las tiendas físicas, todavía el porcentaje de innovación es bajo. Lo comentaban desde Ricoh: la transformación digital solo se está dando en las grandes tiendas físicas. Las pequeñas van acoplándose a remolque porque requieren de un presupuesto y formación que, en muchos casos, no tienen.

¿Hacia dónde debo encaminarme?

Encontrar el camino hacia la tienda física del mañana pasa inexorablemente por hablar de transformación digital. Un paso que requiere tiempo y esfuerzo además de una inversión que claramente necesita un retorno de inversión. Y es ahí donde está la clave del camino.

Entre las herramientas que mejorarán la productividad y rendimiento de los trabajadores de una tienda están las herramientas de gestión pedidos, la formación y desarrollo de servicios móviles o la conexión del inventario con otras soluciones de venta. Estos puntos son fundamentales para automatizar tareas y conseguir que los trabajadores utilicen el tiempo en otras tareas de valor.

Alinear tecnología y plantilla debe ser una máxima

Sin embargo, adecuarse a los nuevos tiempos es más importante que nunca si queremos estar a la altura y evitar que la competencia tome la delantera con propuestas de más valor.

En este sentido, no solo debemos nueva tecnología en los puntos de venta sino saber cuál será la que necesitemos. Analizar nuestro entorno, necesidades y las de nuestros clientes nos ayudarán a encontrar esa herramienta. Además, debemos alinear la plantilla con esta nueva realidad operativa. Un nuevo sistema de gestión o un robot requiere una formación para los empleados además de la definición de una estrategia. Sin estos parámetros tendremos un dispositivo o solución que en la práctica será poco más que un estorbo.

Además, debemos potenciar un entorno de trabajo realmente digital. Poner al alcance de nuestros clientes la última tecnología queda muy bien de cara a la galería pero si nuestra gestión interno no le corresponde, el resultado final será nefasto. Por ello, la transformación debe ser completa.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!