web
statistics
Actualidad, Tecnología

¿Internet fijo o móvil ante la llegada del 5G?

5G

La era de la movilidad en la que nos encontramos y la espectacular base instalada de móviles inteligentes está provocando cambios a todos los niveles en el sector tecnológico. También en el consumo de servicios de telecomunicaciones con una mayor apuesta por el uso de redes de banda ancha móvil frente a las fijas tradicionales en una tendencia que se acentuará en el futuro con la llegada del 5G y que, obviamente tendrá que ser tenido en cuenta por el canal para actuar en consecuencia.

Un informe de la consultora Deloitte del que se hacen eco nuestros compañeros de mcpro, analiza esta tendencia y ofrece algunos datos interesantes como los hogares que se conectan a Internet exclusivamente a través de redes de banda ancha móviles mediante la tarifa de datos del smartphone, prescindiendo de las líneas fijas.

 

5G

En España, las conexiones únicas por banda móvil en consumo serían de algo más del 15%. Mucho teniendo en cuenta que todavía ni por velocidad ni por precio por GB la banda ancha móvil puede competir con una red fija de fibra, todavía imprescindible en hogares con varios miembros y por supuesto en empresas.

A este respecto, comentar que los datos de la CNMC de enero indican que 2017 cerró con 42 millones de líneas de voz con banda ancha móvil, mientras que las líneas fijas crecieron hasta las 19,2 millones de líneas. El total de líneas de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) superó los 6,4 millones tras un aumento espectacular de 1,7 millones de líneas. Lo que sí tiene fecha de caducidad son las líneas fijas por DSL que perdieron 1,2 millones de líneas en 2017.

5G, la gran apuesta

Los datos anteriores indican que a pesar de la tendencia, todavía queda tiempo para que las redes de banda ancha móvil pueda reemplazar a la fija para accesos a Internet. 5G puede acelerar la transición porque pretende ofrecer una nueva generación de experiencias en todos los sectores, incluyendo informática clásica, movilidad, conducción autónoma, ciudades inteligentes, la Internet de las Cosas y la era de las máquinas.

La principal mejora de la quinta generación de esta tecnología móvil será un espectacular aumento de rendimiento con velocidades teóricas de transferencia de datos en bajada de 10 Gbps. Una gran mejora frente a los 75 Mbps del actual 4G-LTE y un rendimiento que pulverizaría el de las redes Wi-Fi e incluso superaría a muchas redes cableadas actuales.

También será notable la mejora de la latencia, de extremo a extremo por debajo de 1 milisegundo permitiendo nuevas tecnologías y aplicaciones que simplemente no son posibles con el 4G actual. Las redes potentes y ágiles también pueden encaminar el tráfico de red de manera inteligente para dar prioridad a dispositivos críticos para seguridad, como los coches de conducción autónoma y dispositivos médicos vestibles. En zonas geográficas en donde la infraestructura conectada no es tan rápida o fiable como se necesita, la tecnología 5G también ofrece un mundo de posibilidades no disponibles en la actualidad.

5G se desplegará a modo de prueba en el campeonato mundial de fútbol de 2018 que se celebrará en Rusia, para una disponibilidad general comercial en 2020. Se espera que la red 5G mundial ofrezca soporte a un número estimado de 100.000 millones de dispositivos y un volumen de negocio anual de 65.000 millones de dólares la próxima década.

5G en España

Esta misma semana, Telefónica ha presentado el proyecto Ciudades Tecnológicas 5G, con el objetivo de liderar el camino al 5G en España con el primer despliegue de capacidades 5G en las ciudades de Segovia y Talavera de la Reina, en colaboración con Nokia y Ericsson.

Telefónica convertirá ambas ciudades en un laboratorio vivo durante los próximos tres años (2018-2020) con propuestas pioneras, desde las primeras capacidades de la quinta generación móvil hasta el despliegue de la nueva red 5G y el desarrollo de casos de uso que permitirán a los ciudadanos y a las empresas disfrutar de las ventajas de esta tecnología.

La nueva generación móvil hará posible incrementar la velocidad hasta obtener picos desde uno hasta 10 Gbps (más de tres veces la velocidad actual de la fibra en el hogar) y reducir la latencia hasta llegar a un mínimo de entre uno y cinco milisegundos, además de disponer de alta capacidad, con la posibilidad de tener hasta 100 veces más dispositivos conectados.

Este tipo de soluciones bajo 5G sí permitiría el reemplazo de líneas de fibra también para redes locales en consumo y empresas.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Juan Ranchal
Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro del canal de distribución. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!