Web
Analytics
Actualidad

Crece la demanda de coches conectados en España

coches_conectados_futuro

España es el país europeo con mayor intención de compra en lo que a vehículos conectados se refiere. Sin embargo, los automovilistas reclaman mayor información sobre las posibilidades tecnológicas que ofrecen.

De acuerdo con un reciente estudio de Kantar TNS, 7 de cada 10 automovilistas españoles se plantea comprar un coche conectado cuando vaya a renovar su antiguo vehículo. Se trata de una cifra alineada con el porcentaje de conductores que, a nivel mundial, se plantea la próxima adquisición de un coche conectado, un 63% global, pero bastante superior a la media europea, situada en un 53%.

Esto constata que los conductores españoles tienen mayor interés que los europeos en las innovaciones que el sector automovilístico está incorporando en los vehículos, lo que abre las puertas a una oportunidad de negocio importante gracias a la renovación del parque de vehículos en nuestro país.

Fuente: Kantar

Además, del estudio, realizado a partir de 8.500 entrevistas con más de 20 marcas de coches analizados en 13 países, se desprende que más de la mitad de los automovilistas españoles está interesado en coches autopilotados, frente al 36% de la media europea.

Confianza y protección de datos

No obstante, uno de los aspectos que destaca este estudio es la falta de información que los usuarios tienen acerca de las posibilidades que permite la conectividad en los vehículos, por lo que un 55% de los automovilistas españoles señala la necesidad de que se le asesore sobre estas tecnologías cuando acude al concesionario.

Esta falta de información queda patente en el hecho de que el 32% de los propietarios de coches con funciones de conectividad en España no es consciente de que su vehículo sea un coche conectado, un porcentaje que a nivel europeo se eleva hasta el 46%.En esta acusada falta de información acerca de la tecnología que incorporan los vehículos conectados, el 38% de los automovilistas confiesa tener más confianza en el uso de los datos que hacen las marcas de automoción frente al 15% que otorga esta confianza a las firmas tecnológicas, como Google o Facebook.

Se trata de un aspecto fundamental ya que los coches conectados aportan gran cantidad de datos, no solo sobre detalles de la conducción del usuario, sino también detalles financieros e incluso contraseñas en el caso de que el usuario esté suscrito a un servicio de pago. Por ello será fundamental que las empresas de automoción inviertan en esa protección de la información de sus clientes para no perder la confianza y que la apuesta por los coches conectados siga al alza.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!