Web
Analytics
Actualidad, Tecnología

Monitores cloud de LG: rendimiento y versatilidad con un coste mínimo

Los monitores cloud de LG son la respuesta que ha dado la compañía surcoreana al auge de la computación en la nube, una tecnología que ha permitido implementar de forma más eficiente nuevas soluciones y equipos de trabajo, reduciendo tanto el consumo de recursos como los costes de integración y de mantenimiento, sin que ello obligue a renunciar a un buen nivel de rendimiento y una elevada versatilidad.

Cuando hablamos de monitores cloud estamos haciendo referencia a dispositivos que integran un equipo completo de bajo consumo. Esto quiere decir que son un tipo de equipos todo en uno, pero a diferencia de los modelos tradicionales dicho equipo no trabaja de forma totalmente autónoma, sino que se apoya en la nube para ofrecer una experiencia de uso superior manteniendo un coste bajo, tanto a nivel de consumo energético como de gestión y de mantenimiento.

Monitores cloud de LG: una solución para cada cliente

El catálogo de monitores cloud que ofrece actualmente LG cuenta con una gran variedad de soluciones, lo que permite al gigante surcoreano cubrir de forma óptima las necesidades de cualquier cliente, y sin que el presupuesto sea un problema.

En lo más alto encontramos la serie CK900, que integra monitores curvados con un tamaño de 37,5 pulgadas con formato de 21:9 (ultrapanorámico) y una resolución de 3.840 x 1.600 píxeles. Su panel IPS permite una visión perfecta en un ángulo de 178 grados y su tiempo de respuesta de 5 ms asegura una experiencia de uso óptima.

Este modelo monta una configuración muy potente y muy versátil. Su corazón es un procesador Ryzen 3 con dos núcleos y cuatro hilos, cuenta con una GPU integrada, integra 8 GB de DDR4 (ampliable a 16 GB) y cuenta con un SSD de 128 GB. La conectividad Wi-Fi AC le confiere una gran flexibilidad, y sus conexiones DisplayPort, HDMI y USB facilitan su integración en cualquier entorno de trabajo. Es compatible con Windows 10 y Ubuntu, y puede trabajar con Citrix, Microsoft Remote Desktop y VMware.

Un peldaño por debajo tenemos la serie CK550W. Esta gama utiliza monitores de 23,8 pulgadas con formato 16:9, equipados con un panel IPS que permite disfrutar de ángulos de visión de 178 grados. Su resolución es 1080p y el tiempo de respuesta se mantiene en 5 ms.

A nivel de hardware esta línea monta un chip AMD Prairie Falcon GX-212JJ, cuenta con una GPU integrada, dispone de 4 GB de RAM y 32 GB de capacidad de almacenamiento y está diseñado para trabajar de forma óptima con Windows 10 IoT Enterprise. También puede trabajar sin problemas con soluciones de Citrix, Microsoft Remote Desktop y VMware, y dispone de conexión Wi-Fi AC así como de conexiones DisplayPort, HDMI y USB.

Las dos generaciones que hemos visto hasta ahora forman el catálogo de soluciones cloud «Thin Clients» de LG. En un segmento más básico se agrupan las soluciones «Zero Client», formadas por las series CAV42K y CAV37K. Ambas mantienen el uso de paneles IPS y ofrecen resoluciones 1080p con configuraciones que van desde las 19,5 pulgadas hasta las 23,8 pulgadas.

A nivel de hardware montan un chip Teradici Tera2321 PCoIP, suman 512 MB de RAM y cuentan con conexiones D-Sub, DVI y USB. Están preparados para trabajar con conexiones Ethernet, carecen de ventiladores y soportan VMware y VMware Virtual Desktop Infrastructure.

¿Qué ventajas ofrecen los monitores cloud de LG?

Ya hemos adelantado algunos aspectos en los párrafos anteriores, pero a continuación vamos a ver un resumen completo con las claves más importantes que definen el valor que ofrecen los monitores cloud de LG:

Reducción de costes

Los monitores Cloud de LG presentan una menor complejidad a nivel de componentes y tienen un consumo energético inferior, lo que permite reducir en un 56% el coste anual en mantenimientos y en un 64% los costes anuales en consumo eléctrico.

Mayor seguridad

Los monitores cloud de LG guardan los datos y archivos en la nube, lo que significa que en caso de desastre éstos estarán a salvo y podremos recuperarlos una vez que hayamos solucionado el problema.

Escalabilidad y versatilidad

Estos dispositivos están disponibles en diferentes configuraciones y gracias al potencial de la computación en la nube pueden cubrir sin problemas las necesidades de cualquier cliente. Soportan, además, un amplio abanico de accesorios y de periféricos.

Larga vida útil

De media los monitores cloud de LG ofrecen unos siete años de vida útil, cifra que supera en un 75% el tiempo medio que presenta un PC tradicional. Esto significa que representan una inversión que el cliente podrá amortizar durante más tiempo.

Mantenimientos reducidos

Los monitores LG Cloud reciben actualizaciones automáticas centralizadas, lo que facilita la gestión y el mantenimiento de los equipos, reduciendo el trabajo que recae sobre el cliente y los costes asociados a dicha tarea.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Isidro Ros
Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro del canal de distribución. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!