Web
Analytics
Actualidad, Mercados, Tecnología

Los envíos de procesadores para IA crecerán un 170% en 2019


De acuerdo con las previsiones que maneja IDC, los envíos de procesadores optimizados para Inteligencia Artificial (IA) para sistemas Edge alcanzarán los 340 millones de unidades este 2019. La cifra seguirá en aumento a lo largo de los próximos años.

Los datos que maneja IDC constatan el enorme crecimiento que está experimentando el mercado de procesadores para Inteligencia Artificial. De cumplirse los pronósticos de IDC, si los envíos este año superan los 340,1 millones de unidades, supondrá un incremento del 170% respecto al pasado año.

Se trata de un crecimiento que, presumiblemente, continuará durante los próximos años de forma que, en 2023, los envíos de estos procesadores alcancen los 1.500 millones de unidades, con una tasa de crecimiento anual compuesta del 64,9%.

Desde la consultora sostienen que la aparición de la Inteligencia Artificial está cambiando el panorama del mercado de los microprocesadores. Si bien el desarrollo de procesadores de propósito general y procesadores gráficos (GPUs) han aportado grandes capacidades de cómputo a dispositivos cada vez más pequeños y móviles, ahora no se configuran como plataformas ideales para soluciones de IA.

Los ingresos de procesadores optimizados para IA alcanzarán los 40.400 millones de dólares en 2023

Esto está llevando a que los procesadores optimizados para Inteligencia Artificial superen las soluciones de IA en comparación con las arquitecturas de propósito general. Por eso, los proveedores están intentando adaptarse con el desarrollo de soluciones que aborden el nuevo paradigma informático, más teniendo en cuenta que están entrando en el mercado nuevos proveedores.

Integración, la clave del éxito

La oportunidad de mercado para los procesadores optimizados para Inteligencia Artificial aumentará a medida que las soluciones de la IA se expandan en el borde de la red y las cargas de trabajo de la IA aumenten más allá de las tareas básicas de optimización del sistema.

En 2018, solo el 5,1% de los sistemas en el borde que ejecutaban IA incluían procesadores optimizados para ello. Las previsiones de IDC son que esta tasa de penetración alcance el 40,5% en 2023. Asimismo, se espera que los ingresos de los procesadores optimizados para IA en el borde alcancen los 40.400 millones de dólares en 2023, con un crecimiento anual compuesto del 86,4%.

Asistencia para conductores, juegos, hogares inteligentes y videovigilancia, principales aplicaciones de los procesadores para IA

Algunas de las áreas de aplicación clave para estos procesadores incluyen los sistemas de asistencia para conductores avanzados, sistemas de juegos, hogares inteligentes y videovigilancia. Otros mercados en los que su uso puede crecer enormemente son los de automatización industrial, dispositivos médicos, dispositivos de realidad aumentada y virtual, así como robots y drones.

Tal y como apunta Michael J. Palma, director de investigación en IDC, el éxito de la Inteligencia Artificial reside en los sistemas desplegados hasta el borde de la red, donde las decisiones instantáneas tomadas por las redes neuronales pueden crear valor.

La promesa de IA en el borde depende del desarrollo de elementos de procesamiento informático altamente eficientes, optimizados para las cargas de trabajo de IA. El éxito final se basará, probablemente, en la integración de elementos de procesamiento optimizados para Inteligencia Artificial alojada dentro de los procesadores.

 

Imagen inicial | Brian Kostiuk

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!