Web
Analytics
Actualidad, Área Práctica

Adquirir, aliarse o invertir: ¿Cuál es la mejor salida para abordar el negocio TI?

alianza_union_partner_ti

A estas alturas, cualquier partner tecnológico ya debe ser consciente de que la unión en el negocio TI no es una alternativa sino una necesidad. El mundo híbrido que se ha construido supone no solo abordar la tecnología desde diferentes puntos de vista sino también buscar aliados que permitan crear una propuesta integral sin perder los toques de especialización y diferenciación.

El nivel de adquisiciones, fusiones, alianzas o inversiones ha aumentado considerablemente en los últimos tiempos. Casi todos los partners tecnológicos de referencia han entendido que ni el plano TI puro debe serlo tanto ni la parte de la telecomunicaciones debe ir sola per se. Y en ese momento de vorágine de contratos y operaciones estamos.

Sin embargo, ni todas las uniones deben ser iguales ni todas las empresas eligen la misma estrategia. ¿Cuál es mejor o peor? Pues cada una de ellas tiene su punto buen y su punto malo, así que habrá que verlo.

Adquirir

Muchos partners están apostando por esta vía rápida no solo de unión de negocio TI sino también de crecimiento inorgánico. De hecho, las compras de compañías más especializadas en nichos tecnológicos clave es una tendencia que va a más.

Aquí lo importante ya no es el tamaño de la adquisción sino el modo de resolver los sucesivos pasos. No vale de mucho hacer una adquisición si posteriormente no somos capaces de hacer que dos más 1 más 1 se conviertan en más de 2. Para ello, es necesario ver las fortalezas de cada una de las partes y aplicarlas al modelo de negocio. Una tarea complicado pero indispensable para pasar de un crecimiento inorgánico a uno orgánico a medio plazo.

Aliarse

Otra de las opciones para muchos partners TI es la de aliarse. Muchas asociaciones en determinadas soluciones, verticales o aproximaciones de mercado pueden ser perfectas en un momento dado. Evaluar cuál es esa circunstancia y en qué términos plantear esa alianza es fundamental para que tenga éxito y no haya problemas futuros.

Así, este tipo de iniciativas pueden ser claves para abordar un periodo con una oportunidad concreta.

Invertir

La tercera opción, que puede ser un paso intermedio entre la adquisición total y la alianza, es la inversión. Apostar de forma parcial por un partner nos puede abrir nuevas ventanas en un momento dado, pero sin la obligación o reto de tener que integrar esa compañía en nuestra estrategia.

No obstante, en este punto debemos valorar qué porcentaje de inversión realizamos y cómo nos puede beneficiar si no tenemos un accionariado mayoritario.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!