Web
Analytics
Actualidad, Área Práctica

4 claves para alcanzar una estrategia de teletrabajo exitosa

estrategia_de_teletrabajo

Muchas mentalidades han cambiado con la pandemia y con ellas, la estrategia de teletrabajo de las empresas. Lo que antes apenas ocupaba a un 8,3% de los trabajadores, alcanzó picos de hasta el 19,1% en los momentos más agudos del confinamiento y que a finales de 2021 se situó en un 13,6%.

Y es que lo que se convirtió en una obligación al inicio de la pandemia para aquellos trabajos «de oficina», ahora es una opción que ya ofrecen muchas compañías. Una alternativa que, bien planteada, permite contar con empleados más motivados, productivos y, en definitiva, una mayor tasa de permanencia y crecimiento empresarial.

Sin embargo, plantear este modelo laboral debe estar sustentando en una estrategia de teletrabajo. Un punto donde evaluamos algunas de las necesidades que toda organización debe tener para que sea un éxito.

Tecnología y herramientas adecuadas

Descentralizar a los trabajadores supone de dotarle de un entorno adecuado para ese teletrabajo donde la tecnología se vuelve imprescindible. Aquí hablamos desde equipos hasta soluciones de acceso remoto que nos permita continuar el día a día sin interrupciones y con el máximo rendimiento.

En este sentido, muchas empresas han llevado sus espacios de trabajo a la nube para crear espacios colaborativos para proyectos, salas de reuniones virtuales o chat con los que conseguir que la distancia no sea un impedimento para el negocio.

Un entorno diferente

Además de la tecnología, la estrategia de teletrabajo debe contemplar el entorno en el que se va a desarrollar. Y es que crear una oficina en el hogar no es una tarea sencilla, pero si debe ser una máxima dentro de la estrategia de teletrabajo.

Así, las empresas deben pensar en aquellos elementos que necesiten los empleados para que su día a día profesional sea lo más parecido al de una oficina: periféricos, sillas, mesa o iluminación son algunos de los puntos fundamentales a tener en cuenta.

Organización más ágil y flexible

Una estrategia de teletrabajo bien planteada permite crear una organización más flexible y ágil con que estar preparado para cualquier eventualidad.

De hecho, al inicio de la pandemia muchas empresas tuvieron que pasar de cero a cien al enviar a toda su fuerza laboral a casa. Un aprendizaje forzoso que ahora es necesario interiorizar y consolidar en modelos y metodologías ágiles. Así conseguiremos adaptar a los trabajadores con mayor facilidad y rapidez, mantener los equipos más cohesionados y coordinados en el desarrollo de proyectos y no ver mermado el rendimiento y la eficiencia en cambios de contexto.

Visibilidad del trabajo

Uno de los argumentos más escuchados en contra de trabajar en casa es la incapacidad que tienen las empresas de evaluar a cada empleado. Una razón que, con la tecnología en la mano, se puede conseguir de una manera muy sencilla.

De hecho, analizar el rendimiento y eficiencia del equipo debe ser un objetivo en cualquier estrategia de teletrabajo. Evaluar los datos internos, establecer los KPIs adecuados para ello y por supuesto, generar una política transparente y basada en los conocimientos y aptitudes de cada empleado.

Aumentar la capacidad de analítica de datos ayudará en la mejora de procesos, facilitará entornos flexibles de trabajo y permitirá tener una organización capaz de operar en escenarios de cambio con mayores garantías de eficiencia y eficacia.

Con todo ello es evidente que la tecnología necesita estar muy presente en las empresas que quieran ofrecer modelos de teletrabajo. Una oportunidad para mejorar los procesos, ser más ágiles y eficientes. En definitiva, una propuesta donde podemos crear un espacio de trabajo más inteligente como el que nos proponen desde Work from Anywhere.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!