Web
Analytics

9 usos de la analítica predictiva en el retail

retail_analitica_predictiva

Los consumidores reclaman tecnologías innovadoras para adaptarse a sus demandas y en segmentos como el retail, vemos que es más acusada aún esta necesidad. De hecho, este vertical es uno de los mejor está aprovechando la transformación digital en su propio beneficio. Un punto donde la analítica predictiva puede ayudarles a ser capaces de entender más a sus clientes y amoldarse a ellos.

Las soluciones de analítica predictiva permiten, basándose en machine learning e IA, extraer datos que se dan en una tienda o mercado para después aplicarlos en el beneficio del comercio. Con ello, podemos conocer de antemano que puede necesitar un cliente o qué productos pueden funcionar mejor en determina época del año, por ejemplo.

Pero ¿Realmente qué aplicaciones se pueden ofrecer? ¿Cómo nos puede ayudar en el día a día de nuestra tienda? Para responder a esta pregunta te ofrecemos algunos casos de uso donde la analítica predictiva juega un papel destacado.

Potenciar las ventas

Gracias a la analítica predictiva podemos conocer los pasos de nuestros clientes y establecer patrones con los que incentivar las ventas.

Bien aplicada la analítica podemos utilizarla para realizar técnicas de cross-selling para que compren productos relacionados con su compra original o up-selling para promover determinados artículos de gama superior.

Personalización

Todos los consumidores se sienten más cómodo en un comercio que les conoce y sabe cuales son sus gustos. Basándonos en esta premisa, la tecnología nos permite analizar nuevamente a nuestros clientes y determinar cuál será el camino que tomarán en sus compras.

Así, podremos personalizar ofertas para potenciar sus compras o promover diferentes áreas dependiente sus necesidades en cada momento. En los niveles más alto, podemos aplicar esta innovación a la experiencia de compra para hacerla totalmente única.

Recomendaciones omnicanales

La omnicanalidad es un término que, sin conocerlo, lo buscan los consumidores. La mayoría reclaman la misma experiencia en la tienda física que en la on-line y esto llevado a nuestro terreno, supone conocer al cliente de la misma forma en ambos terrenos.

Aplicando la analítica predicitiva podemos extraer los datos on-line para conocer al cliente cuando vaya al punto de venta. Con ello, podremos amoldarnos antes de que él mismo tenga que repetirnos cuáles son sus gustos o qué compras ha realizado anteriormente.

Gestión de inventario

Una de las tareas más complicadas de administrar por parte de una tienda es el inventario. Encontrar el equilibrio entre no pasarse o quedarse corto no siempre es sencillo y puede llevar a situaciones complicadas.

En este terreno, la analítica predictiva vuelve a ser una aliada. Gracias a esta tecnología podemos analizar qué se necesita en cada momento e intentar ajustar así los productos que tengamos en el almacen de cara a época de máximo consumo como las navidades.

Ajuste de precios

Conocer el precio justo para que un producto se venda y sigamos manteniendo la rentabilidad ocupa otra de las grandes tareas del comercio, más aún en tiempos de inflacción como la actual.

Aquí, la analítica predictiva puede aportar un análisis exhaustivo con el que determina mejor cómo fluctúan los precios del mercado y cuál podría ser la propuesta más acertada. Con ello podemos buscar la ansiada diferenciación.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo