Web
Analytics
Actualidad, Tecnología

La transformación impulsa las cifras de Intel

intel_4q_2016

2016 fue un año de transformación. Definido así por Brian Krzanich, CEO de Intel al presentar los resultados del último trimestre además de los globales de 2016. Datos en los que ha sobresalido el crecimiento en el último periodo de la división de memorias no volátiles. Los núcleos duros siguen estando en las áreas de centro de datos y PC.

Intel vivió un cuarto trimestre récord con unos ingresos de 16.400 millones de dólares, un 10% más que hace un año. Unos resultados por encima de los previstos por los analista de Wall Street que vaticinaban alcanzar los 15.750 millones de dólares. En el cómputo global del año, Intel alcanzó los 59.400 millones de dólares, un 7% más. El margen bruto cayó 1,7 puntos hasta el 60,9% y los ingresos operativos se quedaron el 12.900 millones de dólares, un 8% menos. También los ingresos netos bajaron un 10% hasta los 10.300 millones de dólares.

intel_4q_2016_resultados
Gráfico | Anand Tech

Áreas clave

Pese a la potenciación de nuevas divisiones como Internet de las Cosas o la seguridad, Intel todavía es una empresa donde el negocio del PC y centro de datos es el núcleo duro de los ingresos. Los descensos globales en este mercado no afectaron a las cifras del fabricante. Así, en la división Client Computing ingresó 9.100 millones de dólares en el cuarto trimestre, un 2,2% más que el mismo periodo de 2015. En términos globales anuales alcanzó los 32.900 millones de dólares, un 2%.

Intel creció un 2% en el negocio PC

Los centros de datos también supusieron un buen repunte para Intel en un momento en el que la hiperconvergencia y la nube son tendencias en alza. El último trimestre este segmento aportó 4.700 millones de dólares, un 8% más. La división generó 17.200 millones de dólares en 2016, un 8% más que en 2015.

El resto de divisiones, aún con ingresos mucho más tímidos, también crecieron. Intel ya generó 2.600 millones de dólares en materia de Internet de las cosas en todo 2016. Mientras, en el cuarto trimestre subió 4 puntos hasta los 9.100 millones de dólares. Pese a la subida en el cuarto trimestre del 25% (816 millones de dólares) en memorias no volátiles, esta acabó el año con un descenso del 1% y unos ingresos de 2.600 millones de dólares.

Por su parte, la seguridad también dio alegrías a Intel: subidas del 9% en su tasa anual hasta los 2.200 millones de dólares que se auparon gracias a los 550 millones de dólares del último periodo (+7%). El grupo de soluciones programables acabó el año con 1.700 millones que recibieron 420 millones de dólares en la última fase.

El futuro

Intel reconoce al valorar sus resultados que se enfrenta no solo a una industria cambiante sino a un mercado muy competitivo donde hay muchas variables a tener en cuenta. El consumo, las tendencias, la situación político-social, las regulaciones o los hábitos son parámetros por los que se rige la evolución de sus cifras de negocio. De ahí que la corporación no haga pronósticos de futuro cuantitativos.

En cualquier caso, los resultados muestran una Intel más fuerte a la que le ha sentado bien la reestructuración y creación de nuevas divisiones como Internet de las Cosas (IoT). Una tendencia donde ha puesto foco e inversión y, aunque tímidamente, ya comienza a recolectar. Sin embargo, los ingresos siguen llegando por la misma vertiente más clásica: el PC y el centro de datos.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Verónica Cabezudo
Coordinadora editorial de MuyCanal. Danzando día a día entre partners, mayoristas y fabricantes para profundizar en el canal de distribución tecnológico.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!