Web
Analytics
Actualidad

Toshiba vende su división de televisores a Hisense

La compañía japonesa sigue atravesando un complicado proceso de reestructuración que la ha llevado a realizar maniobras muy complicadas pero necesarias si quiere mantenerse a flote, y la última ha sido vender su división de televisores a Hisense.

El sangrado de dinero que arrastraba Toshiba desde que se descubrió el fraude contable de la compañía en 2015 ha sido constante y os lo hemos contado en artículos como éste. La situación era insostenible y la firma enfrentaba una expulsión de la bolsa de Tokio si no empezaba a recibir dinero.

Para conseguirlo tuvo que deshacerse primero de su división de sensores, que fue a parar a manos de Sony por 155 millones de dólares, y posteriormente hizo lo propio con su división de memoria NAND Flash, una de las más rentables y mejor valoradas, que acabó siendo adquirida por Bain Capital por 18.000 millones de dólares.

El caso es que como anticipamos parece que Toshiba no tiene suficiente y continúa con esa reestructuración y con la venta de algunas de sus unidades de negocio. La venta de su división de televisores a Hisense se ha saldado por un total de 113 millones de dólares.

Es una cantidad pequeña pero cuadra con el peso y la capacidad de la misma, ya que estaba en un nivel muy inferior al de otros gigantes como Sharp, quien también vendió su fábrica de televisores en México y los derechos para comercializar dichos productos bajo su marca en Estados Unidos a Hisense, pero por apenas 23,7 millones de dólares.

Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Isidro Ros
Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro del canal de distribución. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!