Web
Analytics
Actualidad, Tecnología

Cómo puede ayudar la Inteligencia Artificial a un negocio

Inteligencia Artificial en negocios

La Inteligencia Artificial es un concepto tecnológico al alza que moverá 57.600 millones de dólares en 2021 tras un crecimiento del 50 por ciento anual.

Sin embargo, no todas las empresas son conscientes de sus ventajas y aplicaciones prácticas si como propone la unidad de negocio especializada en prestación de servicios B2B2C, Buaala, se combina con Inteligencia Colectiva para “cambiar para siempre la forma en la que las empresas se relacionarán con sus clientes”.

“No se trata de una cuestión de tecnología, puesto que los desarrollos ya existen y  han probado su eficacia, sino de mentalidad. De que las organizaciones se den cuenta del enorme potencial que tienen estas tecnologías para obtener un mejor conocimiento de sus clientes y la repercusión que ello tiene sobre la cuenta de resultados”, señala Felipe García, presidente ejecutivo de Buaala y de Knowdle Media Group.

Inteligencia Artificial en los negocios

Buaala cree que la suma de Inteligencia Artificial y la Inteligencia Colectiva tiene ventajas para negocios de todos los sectores y tamaños, incluyendo el retail. Entre ellas:

  1. Conocer mucho mejor a los clientes. Es, sin duda, su principal aplicación empresarial. Que aporta mucha más información, contextualizada y de calidad acerca de los clientes de una compañía.
  2. Conocer mejor sus productos. Porque muchas veces las razones de compra o el uso que los clientes hacen de esos productos no son aquellos para los que fueron concebidos en origen.
  3. Personalizar las sugerencias. Precisamente ese mayor conocimiento de los clientes va a permitir a las empresas afinar mucho más con sus ofertas y promociones.
  4. Incrementar la probabilidad de la venta. Por el mismo motivo, también aumentan significativamente las posibilidades de éxito de una determinada campaña o acción.
  5. Focalizar a la red de ventas en el negocio. Permiten a la red de ventas, por un lado, trabajar con mejor información y de manera más conectada con la estrategia general de la compañía.
  6. Destacar sobre la competencia. La aplicación de estas tecnologías a la operativa de la compañía es en sí misma un factor de valor añadido y un elemento diferenciador sobre la competencia.
  7. Reaccionar antes ante los cambios del mercado. En los entornos cambiantes y volátiles en los que se mueven las empresas, la IA y la IC incorporan permanentemente variables y escenarios de futuro que facilitan anticiparse y reaccionar a eventuales cambios de dirección.
  8. Diseñar mejor la estrategia. La información privilegiada y capacidad predictiva sobre el mercado, tendencias y clientes proporciona una herramienta a la hora de diseñar la estrategia en el corto, medio y largo plazo.
  9. Explorar nuevas oportunidades y líneas de negocio. Gracias a su capacidad de proceso y análisis de datos es posible detectar nuevos nichos de mercado por explorar, así como posibles oportunidades de negocio de cara al futuro.
  10. Crear comunidad. Los consumidores de una determinada marca no están solos, forman parte de una comunidad que comparte gustos y unos intereses comunes.
  11. Disponer de tecnologías transversales. No son sólo aplicables a la parte de clientes o producto, sino que son escalables a toda la organización.
  12. Potenciar la innovación. Tanto la IA como la IC son catalizadores e impulsores de la innovación en la empresa.
Artículo AnteriorSiguiente Artículo
Juan Ranchal
Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro del canal de distribución. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Suscríbete gratis a MuyCanal

La mejor información sobre el canal de distribución informático en su correo electrónico cada semana. 

¡Suscripción completada con éxito!